Más noticias

Tomarán muestras de ADN a familias de migrantes desaparecidos

A partir del 27 de julio, forenses argentinos harán las pruebas a 50 familias de la zona noroccidental en El Progreso, Yoro.

El equipo de argentinos llega por tercera ocasión a Honduras para levantar nuevas muestras que ayuden a identificar a los migrantes fallecidos.
El equipo de argentinos llega por tercera ocasión a Honduras para levantar nuevas muestras que ayuden a identificar a los migrantes fallecidos.

San Pedro Sula, Honduras.

Un centenar de familias de migrantes hondureños desaparecidos espera la llegada del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eeaf), que a partir del 27 de julio realizará las pruebas de ADN a 50 familias de la región noroccidental y 50 de la región centro, oriente y sur del país.

Las muestras serán llevadas a un laboratorio especializado en Estados Unidos para luego elaborar un perfil genético familiar usado y compararlo con las muestras tomadas a los cadáveres de los migrantes que fallecieron y están sin identificar en morgues de Estados Unidos y México.

“Recibimos la notificación de la llegada del grupo de forenses argentinos y previo a su llegada, el 10 y 11 de julio vamos a realizar un taller sicosocial para las familias.

Se busca orientar y preparar a los familiares sobre el proceso al que se someterán”, explicó Rosa Nelly Santos, coordinadora del Comité de Familiares de Desaparecidos (Cofamipro).

Las muestras para los parientes de los migrantes de la región norte se tomarán en las oficinas del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (Eric) en El Progreso. Y el 5 de agosto en la Cancillería en Tegucigalpa.

xo forenses2 040715(1024x768)
Cinco años tienen los forenses argentinos de trabajar en el Proyecto Frontera.

Las pruebas

Desde hace cinco años, los forenses argentinos se interesaron en buscar cuerpos de migrantes presuntamente desaparecidos en territorio mexicano por petición de organizaciones de familias centroamericanas que buscan a sus parientes.

“Los trabajos en el sur de México son parte del Proyecto Frontera, que busca dar identidad a los restos localizados en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y en estados como Texas, California y Arizona, en Estados Unidos”, informó Marcela Doretti, forense argentina.

Todas las muestras de ADN que se tomarán a finales de julio e inicios de agosto serán comparadas con información genética obtenida de los restos de los migrantes que se encuentran en las morgues de México y Estados Unidos.

“Hacemos una comparación automática con la morgue del condado de Pima, Arizona, una de las más grandes de los puntos fronterizos entre México y Estados Unidos; actualmente hay 800 restos sin identificar”, apuntó.

Las cifras

La violencia contra los migrantes en su tránsito por México está documentada por la Relatoría de Migrantes, que en su informe de 2014 la calificó como una tragedia humanitaria. “México no registra migrantes desaparecidos, no hay estadísticas. Son los comités de familiares en Centroamérica que reportan los casos de desaparecidos”, dijo Alejandro Solalinde, defensor de los indocumentados.

Los bancos de datos forenses, encabezados por los expertos argentinos, tenían registrados a 2014, 258 migrantes no localizados en El Salvador, 267 en Hond uras; 86 en Guatemala y uno en Costa Rica. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en sus dos informes sobre secuestros de migrantes, documentó cerca de 20,000 secuestros en dos periodos diferentes de seis meses cada uno y tres masacres que suman 300 restos donde hay migrantes.