Más noticias

España se consolida como alternativa ante política contra inmigrantes de EEUU

Éxodo Honduras fue el quinto país del mundo del que más emigrantes llegaron a España en 2017. Ahora hay más de 66,000, 30 veces más que en el año 2000, cuando apenas eran 2,235.

Un registro del INE mostró que en 17 ciudades de España viven hondureños. Cataluña continúa siendo el destino preferido de los connacionales.
Un registro del INE mostró que en 17 ciudades de España viven hondureños. Cataluña continúa siendo el destino preferido de los connacionales.

Barcelona, España

El sueño sigue siendo mayoritariamente americano, pero en los últimos años la población hondureña en España está creciendo a pasos agigantados. Conforme a los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), actualmente hay 66,709 hondureños empadronados en España, 30 veces más que en el año 2000, cuando apenas eran 2,235. En realidad son muchos más, sin embargo, las cifras oficiales no pueden recoger la gran cantidad de personas en situación irregular que se encuentran en el país buscando una oportunidad.

Cifras
Madrid alberga a 14,257 hondureños, que sumados a los 27,800 de Cataluña representan el 90% de los compatriotas legales en España, según datos recientes.

De acuerdo con la última encuesta de población del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), publicada el mes anterior, Honduras ya es el quinto país del mundo del que más inmigrantes llegaron, concretamente 16,437, en el último año. Solo de Venezuela, Colombia, Italia y Marruecos hay más. El crecimiento de la comunidad hondureña se ha hecho, hasta ahora, en silencio.

No es ni de lejos la mayor comunidad extranjera en España. El sueño americano sigue atrayendo, pero este está cada vez más cerca de convertirse en pesadilla. El camino a través de México es cada vez más peligroso y la presidencia de Trump no da ninguna garantía de algún día obtener papeles.

En España, en cambio, basta con ahorrar el precio de un pasaje de avión, ya que los hondureños no requieren visa para acceder como turistas, y una vez en territorio español no es complicado moverse por toda la Unión Europea.

Siempre hay alguna complicación, pero mucho menor en comparación con la frontera sur de Estados Unidos.

Anny (nombre falso) aterrizó en Barajas hace cuatro meses. Explica que estuvo retenida cinco horas en el aeropuerto de Barajas (Madrid): “Era impresionante, éramos 150 o 200 retenidas. Me preguntaban que por qué venía, qué me motivó a venir aquí, quién me recibía... Óbviamente tienes que mentir y decir que vienes de turista. El agente que me interrogó no me tocó nada del equipaje”. Aun así, por precaución, había mandado sus títulos por correo a un amigo que reside en España. “Me habían dado ese consejo, no es creíble que un turista viaje con sus licenciaturas”, explica.

jf-barcelona4-090718(800x600)
En Cataluña radican de manera legal 27,800 hondureños y al menos 21,000 de forma ilegal. En Barcelona vive la mayoría de los legales.

El asilo, ¿una vía rápida hacia los papeles?

Anny huyó de Honduras por seguridad. Denunció extorsión tras dos años de sufrir el acoso de las maras. Pese a ser calificada como testigo protegido decidió viajar a Europa. “A mí la primera impresión al venir aquí es esa calidez humana con la que lo reciben a uno, el respeto, el deseo de ayudarte; eso no tiene precio”, cuenta. “Y la libertad de movimientos, sobre todo eso, que puedes ir donde sea, a la hora que sea y aquí no te pasa absolutamente nada. En Honduras vas siempre con pánico. Aquí uno tiene una libertad increíble”, añade. A los pocos días de llegar, una amiga le informó que por su situación podía solicitar asilo en España. Rápidamente la puso en contacto con un abogado: “Se preocupó muchísimo al escuchar mi caso y me consiguió la cita más corta. Este mes entrego mis documentos y me dan la primera tarjeta.

No me permiten trabajar durante seis meses, pero me da libertad de movimientos, es un avance”. Jaime, nombre falso, se encuentra en la misma situación. Trabajaba como periodista, hasta que un día fue interceptado camino al medio de comunicación para el cual laboraba. “Me apuntaron dos sujetos con armas. Justo cuando estábamos forcejeando para que yo me subiera a un vehículo donde ellos andaban, los cuerpos de vigilancia del lugar, del barrio, rondaron por ahí y ellos se asustaron. Después de insultos y amenazas me dijeron: “La próxima vez que interceptemos tu carro ya sabés lo que te toca”, explica.

Sabiéndose afortunado, rápidamente salió del país. “Tuve que sacar a mi hijo del centro educativo, mover a mi familia de ciudad, pero en menos de una semana ya estaba volando a Madrid”. Pese a que lamenta que “incluso estando acá he recibido amenazas” valora que “la tranquilidad, la seguridad que gana uno aquí no la tiene allá”. Llegó en enero y en poco tiempo solicitó asilo: “Ha sido un trámite muy ágil. Cuando fui a Extranjería, las citas son para 4, 5 meses. La mía me la dieron para 5 días. En menos de tres meses, yo ya tengo mi tarjeta roja, cuando es un trámite que dura meses, y ahora solo espero que mi familia esté a salvo”. Aunque son muchos los hondureños que se pueden haber visto obligados a huir del país por un peligro real para su seguridad, la vía del asilo no garantiza un rápido acceso a la regularización. Yeni Batista, abogada especializada en inmigración, advierte que de los 9,000 que se presentan solo se resuelven 350 expedientes al año.

Un reciente informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEARN) señala que España rechazó el 65% de las peticiones de asilo recibidas en 2017.

JF-España-09718 (3)(800x600)
La comunidad hondureña se ha aglutinado en organizaciones que tienen como fin facilitar información para encontrar un trabajo, enseñar catalán y acoger a los nuevos connacionales que llegan a España.

Demostrar arraigo, trámite largo pero más práctico

La vía más común sigue siendo la de demostrar el arraigo social. Ello conlleva, sin embargo, demostrar que se ha vivido en España durante tres años seguidos. Para ello se requiere que el inmigrante presente “pruebas de permanencia”. El empadronamiento (registrarse con un domicilio en el ayuntamiento pertinente) suele ser el más típico, pues es un trámite para el cual no se requieren papeles.

Asimismo, permite solicitar la tarjeta sanitaria, que da acceso al sistema de sanidad pública. Otra prueba de arraigo, en este caso solo en Cataluña, es un certificado de un curso de catalán. Los imparte la administración y son gratuitos. Así, pues, suponen una buena oportunidad. Todo esto no implica que la vía hacia la regularización sea fácil. “La Ley de Extranjería data de 2000 y en 2010 fue endurecida”, señala Batista, por un Gobierno que gracias a Dios se ha ido”, añade, en referencia a la reciente sustitución de Mariano Rajoy por Pedro Sánchez como presidente del país. La llegada de un Gobierno socialista añade un poco de esperanza gracias, sobre todo, a la masiva regularización que llevó a cabo el anterior presidente de ese país, José Luis Rodríguez Zapatero. Pese a todo, la incertidumbre es la constante que envuelve lo relacionado con la inmigración.

Actualmente, la opinión pública española está más pendiente del Mediterráneo.

Pese a ello, todo hace prever que seguirá el aumento progresivo de hondureños en España. En cualquier momento, admiten muchos de los consultados por LA PRENSA, podría cerrarse la puerta que ahora mismo, aunque no garantiza nada, promete más oportunidades y seguridad que el sueño americano.

hondureños en España cifras(800x600)
Migración de hondureños hacia España.

Nota de Redacción

El lastre de la inmigración ilegal abate a milllones de personas en todo el mundo. En los últimos 15 años, este flagelo reportó un crecimiento del 41%. En total, hay 244 millones de inmigrantes, según la ONU.

Miles de asiáticos y africanos se exponen a morir ahogados en el Mar Mediterráneo al huir de la inseguridad y la miseria de sus países. Igual, acontece con los cubanos que sueñan con llegar a Florida y de los centroamericanos que se exponen a morir bajo el yugo de la delincuencia mexicana en su viaje rumbo al Sueño Americano.

En esta serie de cinco entregas que arranca hoy LA PRENSA muestra como España surge como alternativa ante el endurecimiento de la política Cero Tolerancia de Trump. Y, en forma individual o en pequeños grupos, cientos de hondureños tienen la suerte de sortear el único obstáculo que los separa del sueño español: el interrogatorio de Migración en el aeropuerto de Madrid.

Nota de Redacción