Más noticias

“Déjenme ver a mis hijos, por favor, están vivos”

Las víctimas son los hermanitos Estarlin (de cuatro años) y Jasir Espinal (de dos).

Merly Espinal entró en shock al conocer la trágica noticia.

San Pedro Sula, Honduras.

“Déjenme ver a mis hijos, déjenme verlos, por favor, están vivos”, fueron las palabras desgarradoras de Merly Espinal, madre de los dos niños que murieron quemados dentro de su vivienda.

La progenitora estaba trabajando cuando ocurrieron los hechos y a las 5:15 pm llegó a la casa, y al darse cuenta que sus pequeñitos estaban muertos entró en shock.

El trágico incendio ocurrió ayer a las 3:40 pm, en la nueve avenida, 17 calle de la colonia Prado Alto, pero el Cuerpo de Bomberos recibió la llamada al número de emergencia 911 a las 4:00 pm, por lo que al llegar los hermanitos Estarlin (de cuatro años) y Jasir Espinal (de dos) ya habían muerto.

ar-incendio1-070318(1024x768)
El siniestro ocurrió en una casa de la colonia Prado Alto. En el hecho, dos hermanitos de cuatro y dos años de edad se calcinaron.

En la vivienda estaba Bertha Varela (de 83 años), quien es madre del padrastro de los menores y también resultó con quemaduras de tercer grado, por lo que la trasladaron al hospital Mario Rivas, pero en su desesperación pedía que salvaran a los niños.

De acuerdo con relatos de familiares, los niños estaban jugando en su cuarto y en otro dormitorio estaba un joven, quien alquila esa habitación.

Al momento del incendio prefirió salvar a su gato y una tableta que rescatar a los niños, por lo que la Policía lo arrestó para el proceso de investigación.

ar-incendio6-070318(1024x768)
Una señora de 83 años que los cuidaba resultó con quemaduras de tercer grado, por lo que la trasladaron al hospital Mario Rivas. Fotos: Yoseph Amaya y Jorge González

Vairion Sauceda, vocero de la Policía Nacional, manifestó “que el dormitorio del joven detenido fue el único que no se quemó y al revisar esa habitación encontramos carrucos de supuesta marihuana, por lo que será investigado”.

Adonay Ramos, padrastro de los infantes, relató que al mediodía había llegado a su casa y a las 3:00 pm salió, hasta que recibió una llamada donde le informaron de lo sucedido. Los vecinos dijeron que la señora Merly y sus hijos eran nuevos de vivir en la colonia, sin embargo, siempre los miraban porque los llevaba a la pulpería. “Nos llamaba la atención que a pesar de ser pequeños siempre eran bien unidos, se les notaba el amor de hermanitos y es lamentable ver que hasta en la muerte quedaron juntos”, expresó una pobladora.

Autoridades de los bomberos manifestaron que el incendio comenzó en el dormitorio donde estaban los niños. Los dos cadáveres quedaron uno junto al otro, pero debido a su corta edad no lograron salir. Alberto Varela, mayor del Cuerpo de Bomberos, contó que los niños estaban en una cama. A la escena llegó Merilyn Gutiérrez, quien cuidó a los menores casi desde que nacieron. “Desde que estaba embarazada Merly cuidamos a los niños, estamos desgarrados por esto que pasó, eran como nuestros familiares y no soportamos el dolor”.