Más noticias

Del Pani salieron L100 millones por los que investigan a Rosa Elena de Lobo

Los fondos presuntamente eran de la cuenta relacionados con la producción y comercialización de lotería y del convenio suscrito con el Gobierno de Canadá

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo.
La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo.

Tegucigalpa, Honduras

Los 100 millones de lempiras por los que la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic) y la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) abrieron una investigación contra la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo salieron de una partida de 150 millones de lempiras del Patronato Nacional de la Infancia (Pani).

Así consta en documentos oficiales de la Secretaría de Finanzas y la Tesorería General de la República a los que tuvo acceso la Unidad de Investigación de Diario LA PRENSA.

La Ufecic-Maccih abrieron en octubre del año pasado una investigación sobre el destino que se le dio a más de 100 millones de lempiras, unos 4.2 millones de dólares, que fueron transferidos a la Presidencia de la República y al Despacho de la Primera Dama en octubre de 2013, a menos de 50 días para las elecciones generales y a unos tres meses y medio de que el presidente Porfirio Lobo Sosa entregara la banda presidencial.

150 millones
de lempiras es el monto de la transferencia que realizó el Pani a la Presidencia cuatro meses antes de finalizar el Gobierno.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) abrió su propia investigación en torno al manejo de esos mismos recursos públicos antes de que expirara la gestión de Pepe Lobo y Rosa Elena Bonilla de Lobo, pero al enterarse que la Fiscalía, a través de Ufecic, también estaba sobre la pista de ese dinero, sus autoridades optaron por dejar a un lado sus indagaciones para no entorpecer este nuevo proceso, aseguraron a LA PRENSA.

El 23 de noviembre pasado, mediante oficio 187-2017, la Ufecic solicitó a la Secretaría de Finanzas toda la documentación soporte de esa millonaria transferencia, así como las cuentas de cheques a través de las cuales el Despacho de la Primera Dama manejó estos recursos.

Un alto funcionario de la Maccih confirmó al equipo periodístico de LA PRENSA que hay una investigación en curso contra Rosa Elena Bonilla de Lobo sobre el destino que se le dio a esos fondos que rondan los 100 millones de lempiras.

dr-rosaelena-151217(800x600)
Además de las dos denuncias presentadas por el CNA, la ex primera dama es investigada por el destino que le dio a 100 millones de lempiras.

La transacción

Según los documentos en poder de LA PRENSA, el traslado de esa masa de recursos comenzó a gestarse el 29 de mayo de 2013, cuando el Consejo Directivo del Pani (Codipani), a solicitud de la señora Rosa Elena de Lobo, aprobó las resoluciones 16-2013 y 19-2013 que autorizaban el traslado de 150 millones de lempiras que serían utilizados en el programa Uniformando y Calzando a los Niños de Honduras y el Bono 10 Mil.

Estos fondos provenían de la venta de lotería y el convenio celebrado entre los gobiernos de Canadá y de Honduras para apoyar el programa de beneficencia social dirigido a escolares de familias pobres de Honduras.

Posteriormente, el 27 de junio de 2013 la directora del Pani, Golda Janeth Santos, libró el oficio 585-2013 dirigido al ministro de Finanzas, Wilfredo Cerrato, informándole que la Presidencia de la República y el Despacho de la Primera Dama requería de forma “urgente” el apoyo financiero para la ejecución de los referidos programas sociales.

Otras investigaciones
Rosa Elena de Lobo es investigada por el supuesto desvío de 6.9 millones del proyecto Calzando y Uniformando a los Niños de Honduras y por la supuesta sustracción de 12.2 millones de la oficina que estaba a su cargo.

En la misiva, Sánchez precisó que el Pani estaba en la disponibilidad de realizar una transferencia de fondos a la Presidencia por un valor de 150 millones de lempiras para distribuirlo de la forma siguiente: 100 millones para el Bono 10 Mil y 50 millones para el programa Uniformando y Calzando a los Niños de Honduras.

Para formalizar la transferencia de los fondos a Casa Presidencial, la directora del Pani le solicitó al ministro de Finanzas que procediese a incorporar estos dineros en el presupuesto de ingresos y egresos del Pani para el ejercicio fiscal 2013 y posteriormente se hiciera el traslado por la Tesorería General de la República.

Con base a este oficio, el 4 de julio el entonces subsecretario de Finanzas, Carlos Manuel Borjas Castejón, emitió el dictamen de modificación presupuestaria número 025-DGP-ID, mediante el cual se autorizaba la modificación presupuestaria del Pani para transferir los 150 millones de lempiras al Despacho de la Presidencia para la ejecución del programa del Bono 10 Mil y Calzando y Uniformando a los Niños de Honduras.

Tres meses después, el 10 de septiembre de 2013, el presidente Porfirio Lobo Sosa emitió el acuerdo ejecutivo 516-2013, mediante el cual ordenaba crear la estructura en el presupuesto general de la república para formalizar la transferencia.

La nueva estructura fue financiada concretamente por el programa de producción y comercialización de loterías del Pani y en el decreto se tipifica como transferencias y donaciones a la administración central.

El acuerdo ejecutivo fue publicado en la edición número 33,258 del Diario Oficial La Gaceta del 22 de octubre de 2013, pero a los investigadores les llamó la atención el hecho que los cheques del Pani fueron emitidos el 3 de octubre del mismo año, es decir 19 días antes de publicarse el decreto ejecutivo.

La fuente indicó que se trata de una incongruencia y reviste vicios de irregularidad porque los cheques debieron ser emitidos justo después de que se publicara la orden presidencial.

El Pani emitió el 3 de octubre de ese año con cargo a la Tesoreraría General de la República el cheque número 25382 por un monto de 75 millones de lempiras y el cheque número 25383 por el mismo valor para hacer un total de 150 millones.

El investigador indicó que de ese dinero inicialmente se asignó una partida de 50 millones a la oficina de la Primera Dama, pero posteriormente se le desembolsaron otros 50 millones.

APERTURA 12-13-17 1LP dr-.1(800x600)
LA PRENSA publicó la investigación que sacó a luz el nombre de la alta funcionaria investigada por sustraer 12.2 millones de Casa Presidencial.

Justamente la Ufecic investiga el destino que se le dio a esos fondos entre octubre de 2013 y enero de 2014.

En un oficio interno enviado por la gerencia administrativa de la Secretaría de Finanzas se establece que esa dependencia solamente ejecutó 25 millones a nombre de Casa Presidencial y la dirección de presupuesto realizó una modificación por el valor de 50 millones para un total afectado de 75 millones, quedando una disponibilidad por la misma cantidad.

La Ufecic y la Maccih esperan determinar en esta investigación a dónde fueron a parar esos fondos y se espera que los primeros resultados estén listos a mediados o finales de enero, confió la fuente.

dr chequeRosa 181217 (2)(800x600)
El 3 de octubre de 2013, el Patronato Nacional de la Infancia emitió dos cheques por 75 millones de lempiras con cargo a la Tesorería General de la República y que posteriormente fueron trasladados a Casa Presidencial por la Secretaría de Finanzas.

dr chequeRosa 181217 (4)(800x600)
Los fondos salieron del programa de producción y comercialización de loterías del Pani.

Maccih y MP no se referirán a los casos

Las autoridades del Ministerio Público y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih) se abstuvieron de referirse a las investigaciones que realizan contra la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo relacionadas con la supuesta sustracción de 12.2 millones de lempiras a una cuenta personal en 2013.

LA PRENSA solicitó entrevistas con el fiscal general, Oscar Fernando Chinchilla, y con el portavoz de la Maccih, Juan Jiménez Mayor, para ahondar sobre esta y otras investigaciones; sin embargo, se respondió que estos no se iban a referir a las indagaciones por estar en proceso investigativo.

De igual manera, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) ya no se referirá a estas y otras indagaciones relacionadas con la señora Bonilla de Lobo, puesto que solo está a la espera de los requerimientos que libre el Ministerio Público por las denuncias presentadas.

Por lo pronto, el CNA espera que en el menor tiempo posible se libren las acusaciones.