Más noticias

L100 millones necesitan para terminar Plaza de la Cultura

El miércoles, el Club Rotario San Pedro Sula realizará la primera asamblea de la fundación Plaza de la Cultura.

La Plaza de la Cultura se construye en este edificio, que es patrimonio histórico y donde antes funcionó el instituto José Trinidad Reyes y el Intae. Está ubicado en el barrio Los Andes.
La Plaza de la Cultura se construye en este edificio, que es patrimonio histórico y donde antes funcionó el instituto José Trinidad Reyes y el Intae. Está ubicado en el barrio Los Andes.

San Pedro Sula, Honduras.

Llegó la hora de unir esfuerzos y apostarle en grande a la prevención de la violencia, recuperación de espacios y tener un verdadero lugar de formación cultural y artística.

Ese lugar es la Plaza de la Cultura, un proyecto impulsado por el Club Rotario San Pedro Sula que tendrá un impacto en la región del Valle de Sula, donde viven cerca de dos millones de personas.

Visión
Ser el principal complejo cultural de acceso público que ofrezca espacio para la educación, arte y cultura.

De acuerdo con estudios, hay medio millón de alumnos de primaria, 200,000 de secundaria y 150,000 estudiantes universitarios y no existe una biblioteca pública que pueda cubrir las necesidades de esta población.

Un ejemplo

La Plaza de la Cultura es un proyecto coordinado por el Club Rotario San Pedro Sula, una entidad con 80 años de experiencia en servicio comunitario en la ciudad.

Orgullo
Los rotarios también buscan impulsar y fortalecer la identidad nacional dando oportunidades a los ciudadanos.

La institución actúa como coordinadora y ejecutora de las diferentes obras y se encarga de canalizar los esfuerzos de gestión de fondos en el ámbito nacional y en el extranjero.

La Plaza de la Cultura se construirá en un edificio que es patrimonio histórico y un punto de encuentro en donde la comunidad se relaciona, intercambia y genera un cambio social positivo.

LC cultura 231017(1024x768)

Antecedentes

El Gobierno adquirió el inmueble en agosto de 1943 y construyó el instituto José Trinidad Reyes. La ubicación es espectacular porque es parte del distrito cultural de la ciudad, donde actualmente se reparan y desarrollan importantes proyectos por parte de la Municipalidad.

Claves
1. Las cuentas
Si usted quiere colaborar para que el proyecto sea una realidad puede hacer donaciones a las siguientes cuentas: Banco del País 210010387366, Banco de Occidente 112300015674, Banco Ficohsa 02824564.
2. Contactos
Obtenga más información llamando al teléfono 9446-0154 o al correo plazadelaculturahn@gmail.com. El objetivo es que todos los que puedan aportar se unan a un proyecto que marcará historia en el país.

El Club Rotario San Pedro Sula ha ejecutado importantes esfuerzos por concretar el proyecto, que ya está iniciado, pero se requiere una inversión de más de L100 millones para terminarlo, por lo que se necesita el apoyo de toda la comunidad.

El Club comenzó a trabajar en ese proyecto a finales de 2010 con la participación de la experta en bibliotecas Francine Pinchet, y el anteproyecto y el diseño fue desarrollado por los arquitectos Julieta Collart, Benjamín Krauss y Alejandra Vaquero. Luego se emitió el dictamen técnico por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia en el año 2012 y se iniciaron las labores de construcción y rehabilitación en el ala sur, donde se edificará la biblioteca. En marzo de 2015, la Secretaría de Educación y la Dirección Ejecutiva de Cultura, Artes y Deportes y el Club Rotario firmaron acuerdos ejecutivos de cooperación interinstitucional para desarrollar este tipo de proyectos, y de esa manera el Club ha dedicado tiempo y esfuerzo al mismo.

Misión

Con la determinación de sus miembros de garantizar el éxito proponen la creación de una fundación que administre la Plaza de la Cultura, y necesitan el apoyo de empresas y de la comunidad porque se tiene concebido como un proyecto autosostenible. El Club Rotario desarrollará el miércoles la primera asamblea general de la fundación Plaza de la Cultura, donde tomarán decisiones para que el proyecto sea una realidad y se alcancen los objetivos.