Más noticias

Al descubierto “calderazo” por L11 millones en el IHSS

Compra de 4 calderas para el Hospital Regional del Norte y el Hospital de Especialidades de Tegucigalpa se sobrevaloró en más del 50%. Hay 7 exfuncionarios denunciados en el MP

Las dos calderas nuevas instaladas en el Hospital del Norte se encuentran sin operar desde 2011.
Las dos calderas nuevas instaladas en el Hospital del Norte se encuentran sin operar desde 2011.

Tegucigalpa, Honduras

Las secuelas de la corrupción y el multimillonario saqueo que sufrió el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) durante la gestión de Mario Zelaya parece no tener fin. Una nueva investigación pone al descubierto un millonario desfalco en la adquisición de equipo en el hospital de especialidades de Tegucigalpa y el Hospital Regional del Norte en San Pedro Sula. Se trata de una línea de investigación que saca a la luz a nuevos protagonistas que avalaron y participaron en el latrocinio de esta institución de seguridad social.

LA PRENSA tuvo acceso a información confidencial del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) que revela los detalles de la dolosa operación, la cual siguió el mismo patrón de otro tipo de adquisiciones a través de las cuales se sustrajeron fraudulentamente millones de lempiras de las aportaciones de los derechohabientes del IHSS.

La documentación a la que tuvo acceso la Unidad de Investigación de LA PRENSA revela que en 2011 se aprobó la compra de cuatro calderas, dos para el Hospital de Especialidades del Seguro Social en Tegucigalpa y dos para el Hospital Regional de San Pedro Sula, por un valor de 21.8 millones de lempiras.

En las indagaciones se logró comprobar que hubo una millonaria sobrevaloración y una clara intención y tendencia de favorecer a una misma empresa en la adjudicación del equipo por parte de los funcionarios que dirigieron y autorizaron el proceso de compra.

3.9 millones
de lempiras pagó el IHSS por interruptor de transferencia, un transformador y un tablero de electricidad para instalar las calderas.

Emergencia

Como en otros casos, la contratación se realizó bajo la justificación de un acuerdo de emergencia en el que se autorizaba una ampliación presupuestaria para efectuar las contrataciones directas de cuatro calderas a vapor de 150 HP, un interruptor de transferencia automática, un tablero de distribución y un transformador seco.

El acuerdo justificaba que la adquisición de estos aparatos era de carácter urgente en vista que las calderas de gas y diésel que tenían ambos hospitales habían cumplido su vida útil y que por su tiempo de uso representaban una fuerte erogación en energía y combustible para la institución.

Bajo este argumento, el 3 de mayo de 2011, el asesor de la gerencia de proyectos de obras civiles del hospital regional del norte, Luis Alejandro Joya Fajardo, emitió el memorando SPM042-11 en el que argumentaba que las calderas de este hospital tenían 25 años de uso y que por las razones antes expuestas recomendaba la compra de dos nuevas.

Luego, el 10 de junio de 2011 se emitió un nuevo memorando en el cual se informó al director ejecutivo Mario Zelaya sobre la resolución SODJ 11-10-05-2011 tomada por la Junta Directiva del IHSS, en la que aprobaba la declaratoria de emergencia para efectuar las contrataciones directas para la compra, habilitación e instalación de las cuatro calderas en los hospitales de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Mediante memorando del 15 de junio de 2011, el gerente administrativo del IHSS, José Ramón Bertetty, instruyó al jefe de compras, José Zelaya, para que procediera a las contrataciones del equipo y sus implementos adicionales.

Para darle un matiz de legalidad, el 30 de junio de 2011 se convocó a cinco empresas a presentar ofertas para la adquisición directa de las cuatro calderas, adjudicándosele a la sociedad mercantil Equipos Industriales S.A de C.V por un valor de 4.4 millones cada una.

Durante el proceso, una de las compañías optó por retirarse, por lo que al final solo quedaron cuatro sociedades.

En fechas posteriores se hizo el mismo procedimiento para adquirir de forma separada un interruptor de transferencia automática, un transformador de potencia y un tablero de distribución de electricidad.

Aun cuando se invitó a otras sociedades a presentar ofertas por este equipo, el comité de compras favoreció solamente a Equipos Industriales S.A de C.V.

“Mediante investigación debidamente sustentada se demostró la intención de los exservidores del IHSS en adjudicar el contrato de suministros para el equipamiento de dichos hospitales a una misma empresa”, confirmó uno de los investigadores.

17.9 millones
de lempiras pagó el IHSS por la compra de las cuatro calderas adquiridas a Equipos Industriales por un valor L4.4 millones por unidad

Sobrevaloración

Como resultado del análisis y el procesamiento de la documentación y con base en la comparación de precios de mercado, se concluyó que el IHSS pagó un total de 21.9 millones de lempiras por las cuatro calderas y los implementos eléctricos, encontrándose una sobrevaloración de alrededor de 11 millones de lempiras. Por este caso se han formulado cargos por los delitos de abuso de autoridad, violación de los deberes de los funcionarios y fraude en contra del exgerente administrativo Ramón Berttety, el exjefe de compras José Zelaya, así como también contra los miembros del comité de compras Wilmer Rolando Polanco, asesor técnico y exjefe de mantenimiento; Porfirio Zelaya Varela, representante de la subgerencia de suministros y compras; José Rolando Coello e Ingrid Posadas, de la gerencia administrativa y financiera.

“Consideramos que existió un concurso medial en el sentido que el delito de violación de los deberes del funcionario fue un medio para que se cometiera el delito de fraude”, señala el informe, al cual tuvo acceso LA PRENSA.

Además, se acusa a Luis Alejandro Joya Fajardo, exasesor de obras civiles, por el delito de violación de los deberes de los funcionarios.

De entablarse las acusaciones ante los tribunales de justicia del país, los antes mencionados enfrentarían una pena de entre 6 y 9 años de prisión solamente por el delito de fraude.

CNA presenta denuncia en el Ministerio Público

Las autoridades del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentaron formal denuncia de este caso ante el Ministerio Público el viernes de la semana anterior, informó una fuente oficial de esta institución.

La fuente indicó que existe suficiente información de soporte que establece que los imputados incurrieron en acciones delictivas de tipo penal. Asimismo, se informó que en el pasado ya se había formulado una acusación contra Luis Joya Fajardo por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, sin embargo, esta acción no prosperó en el Ministerio Público.

La fuente indicó que Joya Fajardo tenía un parentesco con Mario Zelaya, exdirector del IHSS, y ejercía una gran influencia en la institución.

Otros casos investigados y sin judicializar

La unidad del CNA
Logró establecer la sustracción de L325 millones a través de tres empresas de maletín: Sumimed (77.3millones), Impromed (9.3 millones) y Compromed (13.2 millones). El dinero provino de una transferencia del IVM.

El CNA presentó formal denuncia:

Ante el Ministerio Público por la sobrevaloración en L57.9 millones del contrato para el reemplazo del sistema de regulación de presión y la tubería que suministra agua al Hospital de Especialidades de Tegucigalpa en La Granja.

Otra de las investigaciones

Es la sobrevaloración de un contrato de instalación y suministro de red exterior, reguladores de voltaje, tableros y construcción de obras civiles periféricas para el Hospital Regional del Norte en la ciudad de San Pedro Sula.