Más noticias

Al menos 100 son los investigados por fuga de 18 pandilleros

Primeras investigaciones de la Atic confirman la información publicada por LA PRENSA el martes anterior.

Investigaciones efectuadas por Diario LA PRENSA establecen que los reos salieron <br/>por el portón principal y recorrieron más de 2,000 metros y tres retenes militares.
Investigaciones efectuadas por Diario LA PRENSA establecen que los reos salieron
por el portón principal y recorrieron más de 2,000 metros y tres retenes militares.

Tegucigalpa, Honduras.

Poco a poco se va conociendo la trama que se tejió en la fuga de los 18 pandilleros de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicada en Támara, Francisco Morazán, donde las primeras pesquisas de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) establecen la participación de más de cien personas en el escape.

Entre los investigados figuran coordinadores de celda, custodios, militares y mandos intermedios del penal. La documentación, videos y testimonios por ahora van aclarando un poco lo que se gestó en esta fuga. “Es una investigación compleja, donde se estudia cada detalle, se analizan los dos posibles puntos de fuga y se espera un tiempo prudencial para tener claro el panorama de cómo se ejecutó la fuga de los pandilleros”, dijo uno de los investigadores.

15
Millones
De lempiras se presume que pagaron los pandilleros para facilitar la fuga, la cual también burló toda la seguridad desde los torreones y los retenes militares.

Los reos burlaron los dos anillos de seguridad que se ubican en la entrada principal, así como la vigilancia de los cuatro torreones que rodean los módulos Casa Blanca, Escorpión y el de Máxima y Mínima Seguridad.

La fuga

Todo fue calculado, fueron al menos dos semanas de preparación para ejecutar la evasión de los 18 pandilleros, quienes de forma planificada burlaron la seguridad de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto.

La voz corrió hasta el jueves 11 de mayo, cuando en horas de la mañana se anunciaba que varios internos no aparecían en los módulos. De inmediato se encendió la alerta, pero era tarde, los pandilleros de forma “dosificada” o controlada abandonaron la cárcel desde el lunes 8 de mayo, tal como lo informó LA PRENSA el martes anterior.

4
Días
Duró el escape. Las investigaciones arrojan que no fue una fuga masiva, sino que se dio gota a gota, es decir, que los reos salieron individualmente y en pareja

“Había dudas acerca de los rumores de fuga, pero se instruyó para que se hiciera el conteo de los internos y fue cuando se corroboró que faltaban varios de ellos. Se llamó a Fusina para ejecutar un operativo en la Penitenciaría y en ese momento se comprobó la ausencia de los internos. Es una fuga que se gestó con antelación y que se consumó desde el lunes ocho”, confirmó un importante testigo que estaba dentro del establecimiento.

Los investigadores manejan dos teorías sobre el escape: una de ellas es que la salida se dio por el acceso principal que da a la carretera CA-5, con la participación de coordinadores y custodios para que los pandilleros burlaran la seguridad. “Las primeras pistas apuntan a que salieron de uno en uno y en otros casos de dos en dos del penal”, agregó el investigador.

Otro punto que se verifica es si algunos de los fugados portaban el uniforme de los penitenciarios para no levantar sospechas en los retenes militares que vigilan las 24 horas los accesos al penal.

La segunda teoría es que la afinidad que tenían los pandilleros albergados en el módulo Escorpión con los del módulo Casa Blanca permitió que estos saltaran este espacio para acceder a un muro pequeño donde no hay cámaras de vigilancia y que conecta directamente con la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Cronología
Abril 2017
Planificación
Ante la zozobra de un traslado a la cárcel de El Pozo II, los pandilleros traman la fuga para evadir el reclusorio.
Mayo 2017
Fuga
Desde el lunes 8 de mayo comienza la salida de pandilleros de forma inadvertida del establecimiento. Investigan colusión de autoridades.
Mayo 2017
Operativo
Fue hasta el sábado 13 de mayo que se realiza un operativo donde se constata la ausencia de los 18 pandilleros del módulo Escorpión.

Evidencias

La recolección de los libros de entradas y salidas, como también el informe del conteo de internos que por ley debe ejecutarse, tanto en las mañanas como en las tardes, es parte de la documentación que se revisa en el penal para establecer por qué las autoridades no detectaron de inmediato la ausencia de los internos.

Los videos también son parte clave en el proceso y pese a que en un principio se manejó que algunos de ellos fueron borrados, esta versión se descartó ayer cuando los investigadores confirmaron que todo estaba en orden y que no existen alteraciones que evidencien manipulación en alguna de las evidencias.

“Estamos trabajando con todas las pruebas documentales y testificales que nos permitan tener claro el caso para realizar las acciones que nos lleven a formular los requerimientos contra las personas que se vinculen con la fuga de los pandilleros”, explicó el investigador.

El pasado martes, una fuente confirmó a LA PRENSA que en el escape los reos pagaron entre 10 y 15 millones de lempiras. Toda esta información forma parte de las líneas de investigación que las autoridades manejan en el caso.

Ayer, el presidente del Colegio de Abogados de Honduras, José María Díaz, exigió resultados a las autoridades en las investigaciones por la fuga.

LC recorrido 190517(1024x768)