Más noticias

Ministro Julián Pacheco rechaza vínculos con narcotráfico

La Secretaría de Seguridad emitió un comunicado sobre los señalamientos del exjefe de Los Cachiros contra Julián Pacheco.

El actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco.
El actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco.

Tegucigalpa, Honduras

El ministro de Seguridad de Honduras, Julián Pacheco, rechazó este martes las acusaciones de colaboración con el narcotráfico hechas el lunes por un capo hondureño en una corte de Nueva York.

Un exjefe del cartel hondureño Los Cachiros que confesó haber matado a 78 personas, Devis Rivera, dijo el lunes ante la justicia estadounidense que el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) y el actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco, colaboraron activamente con el narcotráfico.

"Se rechazan categóricamente los señalamientos hechos por el señor Davis Leonel Rivera Maradiaga, quien se entregó a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) ante la captura inminente (por parte) de las autoridades hondureñas", afirmó la Secretaría de Seguridad de Honduras en un comunicado.

El ex líder de Los Cachiros testificó a pedido del gobierno estadounidense en el marco del caso contra Fabio Lobo, hijo del expresidente y acusado de conspirar para enviar cocaína a Estados Unidos.

- Protección al cartel -

Rivera dijo a la jueza Lorna Schofield que a pedido de Fabio Lobo, el general Pacheco -que fue asesor de seguridad del gobierno Lobo- ayudaba a otorgar protección a los integrantes del cartel y a la cocaína que llegaba por avión desde Colombia a Honduras, era transportada luego hacia Guatemala. La droga se dirigía luego a México y finalmente a Estados Unidos.

También dijo que Fabio Lobo le reclamó en una oportunidad más dinero para pagar sobornos al general Pacheco.

Por su ayuda al proveer seguridad a Los Cachiros en una oportunidad en 2013, cuando recibieron un cargamento de entre 1.000 y 1.050 kilos de cocaína, Devis Rivera dijo que pagó a Fabio Lobo 50.000 dólares.

Pero Lobo "no estaba muy contento" y "me dijo si le podía dar un poquito más porque tenía que pagarle al jefe", o sea "al general Pacheco", dijo Rivera.

Aseguró asimismo que en una reunión con líderes del cartel enseguida tras su elección, el expresidente Lobo les dijo que si tenían algún problema con la protección del cartel que pidieran a Juan Gómez -un testaferro de Los Cachiros que fue asesinado en enero de 2015- que se lo comunicara a su hijo, y que éste "hablaría con Pacheco Tinoco" para solucionarlo.

Inmediatamente después, Rivera dijo que escuchó a Fabio Lobo hablar por teléfono brevemente con Pacheco para agendar una reunión entre ambos con este fin.

"¿Con quién hablaba?", preguntó el fiscal Emil Bové al exjefe de Los Cachiros. "Con el general Pacheco Tinoco. Juan Gómez me dijo que (Fabio Lobo) hablaba con Tinoco", respondió el testigo.

El exministro de Seguridad del gobierno Lobo y actual diputado oficialista Oscar Alvarez dijo a la emisora HRN que esta es una noticia "de mucho impacto" y que la pelota está ahora en la cancha del fiscal general de Honduras, Oscar Chinchilla, que "tiene credibilidad en Estados Unidos" para investigar el asunto.

"Tenemos que ser prudentes, tenemos que esperar que va a hacer la fiscalía (...) La fiscalía debe jugar un papel importante" en las invesigaciones, aseveró.

"Sé que al presidente Juan Orlando Hernández no le va a temblar la mano para seguir la lucha contra el narcotráfico y va a seguir extraditando" a los capos de la droga, afirmó.

Rivera dijo el lunes que en 2009 el cartel pidió a Porfirio Lobo que frenase a Alvarez porque estaba mencionándolos varias veces en medios televisivos y eso les desagradaba.

- "Mal intencionadas" -

Las aseveraciones "mal intencionadas y sin fundamento alguno lo que buscan es mermar las acciones concretas que realiza el Estado de Honduras contra el crimen organizado", dijo el ministerio de Seguridad en su comunicado.

Para el ministro de Seguridad, Rivera solo busca que la justicia estadounidense le otorgue una reducción de su condena.

Tras entregarse a la DEA en 2015 y declararse culpable de narcotráfico, homicidio, lavado de dinero y otros delitos, Rivera enfrenta una pena mínima de cadena perpetua más 30 años. La jueza Schofield puede reducirla debido a su colaboración con el gobierno si así lo desea.

Rivera aseguró asimismo que el cartel pagó dos sobornos por un total de aproximadamente medio millón de dólares a Porfirio Lobo en 2009, cuando se postulaba como candidato a presidente. Y que tras la elección pagó varias veces sobornos a su hijo.

"Mi conciencia está limpia de todo acto ilícito que se señale contra mi persona. Me someto a las indagaciones y cualquier investigación minuciosa de las autoridades", dijo el martes el expresidente Lobo en un mensaje en su página Facebook.

Su hijo Fabio enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua en Estados Unidos.

Por delitos vinculados al narcotráfico, una docena de hondureños han sido extraditados a Estados Unidos desde 2014, cinco policías se entregaron voluntariamente en Honduras a autoridades estadounidenses y otros diez acusados viajaron para entregarse.

Secretaría.6(800x600)
Comunicado de la Secretaría de Seguridad.