Más noticias

El Ministerio Público con apoyo de la Maccih creará unidad para castigar a corruptos

Convenio entre Ministerio Público y organismo de la OEA marcará un hito en la justicia en el país, dijo el presidente Hernández.

El fiscal general, Óscar Chinchilla; el presidente Hernández y Luis Almagro, de la OEA.
El fiscal general, Óscar Chinchilla; el presidente Hernández y Luis Almagro, de la OEA.

Tegucigalpa, Honduras.

El Ministerio Público creará la Unidad Fiscal Contra la Impunidad de la Corrupción que se dedicará a la investigación y a la persecución penal integrada, cuya finalidad será investigar, acusar y promover un castigo ejemplar a los responsables de la comisión de los delitos de corrupción.

El anuncio lo hicieron ayer luego que el Ministerio Público firmara el acuerdo de creación del Mecanismo Interinstitucional de Cooperación Bilateral con la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih).

El presidente Juan Orlando Hernández, quien estuvo presente en la firma, dijo que el acuerdo “marcará un hito en las tareas de justicia en Honduras”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el fiscal general, Óscar Chinchilla, y otros representantes del Estado y de ese organismo participaron en la firma del acuerdo, que fortalecerá aún más al Ministerio Público en el desmantelamiento de las estructuras criminales de la corrupción. El acuerdo tiene como propósito desarrollar un mecanismo de cooperación que permita a ambos organismos un proceso efectivo de labor conjunta y coordinada que propicie la investigación imparcial, el procesamiento y la aplicación de la justicia.

Hernández destacó la labor que el Ministerio Público “ha venido haciendo, no desde que se instaló la Maccih, sino desde antes; este Ministerio Público ha marcado un antes y un después desde hace alrededor de tres años”.

Agregó que espera que la función que está realizando la OEA para ayudar al combate de la corrupción en el país sea un aporte para el resto del continente.

El fiscal general, Óscar Chinchilla, señaló que este acto es “significativo para la vida nacional” y que ante la diversidad de hechos delictivos cometidos en el país se empezó a atacar a tres grupos fundamentales de delitos: corrupción, expansión notable del crimen organizado y el auge de la delincuencia común. “En los últimos 36 meses hemos desarrollado las operaciones contra el crimen más importantes de la historia del país. Pero ahora nos encontramos frente a otro flagelo no menos importante: las redes de corrupción”, informó Chinchilla.

Almagro dijo que “la corrupción y la impunidad son fenómenos que deben combatirse de forma integral. Este mecanismo integrado por fiscales nacionales y expertos internacionales de la OEA- Maccih es modelo de Honduras contra corrupción e impunidad”.