Más noticias

BID y Gobierno de Honduras firman contrato de préstamo

El proyecto apoya un mejor acceso a servicios de salud y el fortalecimiento de programas como Bono de Vida Mejor y el Modelo de Gestión Descentralizada en servicios de salud

Rafael Millán y Mirna Liévano de Marques durante la conferencia de prensa que ofrecieron el pasado 14 de diciembre. Foto: Andro Rodríguez
Rafael Millán y Mirna Liévano de Marques durante la conferencia de prensa que ofrecieron el pasado 14 de diciembre. Foto: Andro Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno de Honduras, firmaron el 30 de diciembre un contrato de préstamo por $50 millones, para financiar el Programa de Apoyo a La Red de Inclusión Social, con el fin de favorecer a miles de pobladores en las comunidades de occidente del país.

El Programa de Apoyo a la Red de Inclusión Social con prioridad en Occidente, tiene como objetivo favorecer a más de 400,000 familias de esa región donde, en comparación con el resto del país, se observan mayores niveles de pobreza, menos logros educativos y menor acceso a servicios de salud de calidad.

El proyecto busca reducir los niveles de pobreza en el país y se centrará en: el desarrollo de capital humano y fortalecimiento de la oferta de servicios de salud.

Dentro del desarrollo de capital humano, se incluye la implementación del Piloto de Superación de la Pobreza Extrema que beneficiará a 1,000 niños menores de cinco años cuyas familias participan en el Bono de Vida Mejor.

El plan piloto, que ha demostrado ser exitoso en cinco países en desarrollo y logrando retornos a la inversión de hasta 433%, consiste en capacitación técnica, visitas al hogar y educación básica en salud.

Asimismo, con la ampliación de cobertura hospitalaria y capacitación materna y neonatal formará parte de la propuesta para fortalecer los servicios de salud de primer nivel en los municipios más pobres de Honduras.

Además, el préstamo buscará optimizar el suministro de insumos y medicamentos para mejorar la capacidad de respuesta de los servicios de salud en la zona occidental del país.

El financiamiento del BID por $50 millones consiste de dos préstamos y tiene un periodo de desembolso de cuatro años.

El programa será financiado a través del Fondo para Operaciones Especiales (FOE) y de Capital Ordinario (CO), con un plazo de amortización del 40 y 30 años respectivamente, con un periodo de gracia de 40 años para el préstamo del FOE y de 5.5 años para el CO.

La agencia ejecutora será la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social y la Secretaría de Salud, según se establece en el contrato.