Más noticias

Cacaoteros piden más apoyo para incrementar producción

Productores del sector se presentan como una opción más ecológica que merece más ayuda de la que está recibiendo.

El cacao es un producto que busca hacerse un lugar entre las principales exportaciones agrícolas hondureñas.
El cacao es un producto que busca hacerse un lugar entre las principales exportaciones agrícolas hondureñas.
La Ceiba, Honduras. El cultivo del cacao en Centroamérica no ha crecido por falta de voluntad política de los Gobiernos, lo que contrasta con las grandes inversiones en palma africana, que no es amigable con el ambiente, según expertos consultados. “Lo que se necesita es voluntad política de los Gobiernos para desarrollar el cultivo del cacao”, dijo el director ejecutivo de la Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Agroforestería Comunitaria de Centroamérica (Acicafoc), Alberto Chinchilla. Además de voluntad política falta apoyar a los productores de cacao con asistencia técnica y económica para que manejen un recurso que es amigable con el ambiente y genera empleos familiares, mientras que la palma africana, que es abonada con químicos, demanda menos mano de obra y contamina el ambiente, agregó. El coordinador de la organización AgroCacao, Isidro Mendoza, señaló que el futuro del cacao en Centroamérica es esperanzador y que se espera que en los próximos 10 años haya crecido bastante. “Centroamérica apenas representa el 0.15% de la producción mundial de cacao”, indicó Mendoza durante una reciente visita de campo a La Ceiba del representante del Banco Mundial (BM) en Honduras, Giorgio Valentini, para conocer un proyecto de apoyo al sector con recursos de Japón. El continente africano, seguido de Asia y América, es el máximo productor de cacao, grano cuya cosecha mundial de este año podría superar los cuatro millones de toneladas. En Centroamérica, Nicaragua encabeza la producción de cacao con más de 3,000 toneladas, seguida de Guatemala con unas 2,000, Honduras con 1,300 y Costa Rica con 500, dijo Mendoza. Según el coordinador de Agrocacao, con apoyo para los productores del sector, en pocos años Honduras podría estar cosechando entre 5,000 y 6,000 toneladas de cacao, apostando por un producto orgánico que ya está comprando una empresa de chocolates de Suiza. Apoyo al productor Uno de los proyectos de cacao en Honduras es financiado por el Fondo Japonés para el Desarrollo Social (JSDF), bajo la administración del Banco Mundial (BM). La gerente del proyecto en el BM, Mary Lisbeth González, manifestó que siguiendo los principios del Fondo Japonés, más del 80% de los recursos van “a los productores directamente”. El monto total del proyecto es de alrededor de 2.5 millones de dólares, de los cuales un millón se destina en subproyectos, con un apoyo de un promedio de 25,000 dólares por cada uno. Del total de los recursos, unos 918,000 dólares se destinan a la asistencia técnica, que va a la par del apoyo en efectivo. El proyecto, que nació en 2012 y concluirá en noviembre de 2015, tiene como objetivo contribuir a desarrollar y mejorar las capacidades de pequeños productores de cacao para que aumenten la productividad, reduzcan los costos y sean amigables con el medio ambiente. “Estamos promoviendo producción orgánica y buenas prácticas agrícolas, nos interesa mejorar sus capacidades en distintas etapas del ciclo productivo y de la cadena de valor”, subrayó González. El proyecto está creciendo en Honduras -y podría reproducirse en otros países, según Valentini- con alianzas para mejorar la comercialización y el precio del cacao con productores campesinos e indígenas en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios y Olancho, en el Caribe y oriente del país. En Jutiapa, Atlántida, hombres y mujeres trabajan en pequeñas fincas de cacao orgánico que recién fueron visitadas por el representante del BM en Tegucigalpa, quien además estuvo en Pico Bonito, donde fue inaugurado un centro de acopio y secado de cacao. El presidente de la Asociación de Productores de Pico Bonito (Asopropib), Arturo Elvir, dijo que “el sueño de un centro de acopio se ha hecho realidad con el Fondo Japonés”, del que han recibido 25,000 dólares. La contraparte de los productores fue de 6,000 dólares para comprar media hectárea de tierra y construir el centro de acopio. Nicaragua En Matiguás, departamento nicaragüense de Matagalpa, el proyecto les ha “cambiado la vida directamente a siete mujeres” que han sido “capacitadas en el procesamiento del cacao”, expresó la responsable del área de producción de Chocolates Mussi, Elieth Soza. “Tenemos registro sanitario (...), una marca, empaques, equipos y es una fuente de ingreso estable para mantener a nuestras familias”, subrayó Soza. La idea del grupo de mujeres nicaragüenses, a las que se suman otras 30 que están sembrando nuevas áreas de cacao, “es procesar un chocolate que sea producido por mujeres desde el inicio de la cadena hasta el final”, agregó. Efe

La Ceiba, Honduras.

El cultivo del cacao en Centroamérica no ha crecido por falta de voluntad política de los Gobiernos, lo que contrasta con las grandes inversiones en palma africana, que no es amigable con el ambiente, según expertos consultados.

“Lo que se necesita es voluntad política de los Gobiernos para desarrollar el cultivo del cacao”, dijo el director ejecutivo de la Asociación Coordinadora Indígena y Campesina de Agroforestería Comunitaria de Centroamérica (Acicafoc), Alberto Chinchilla.

Además de voluntad política falta apoyar a los productores de cacao con asistencia técnica y económica para que manejen un recurso que es amigable con el ambiente y genera empleos familiares, mientras que la palma africana, que es abonada con químicos, demanda menos mano de obra y contamina el ambiente, agregó.

El coordinador de la organización AgroCacao, Isidro Mendoza, señaló que el futuro del cacao en Centroamérica es esperanzador y que se espera que en los próximos 10 años haya crecido bastante.

“Centroamérica apenas representa el 0.15% de la producción mundial de cacao”, indicó Mendoza durante una reciente visita de campo a La Ceiba del representante del Banco Mundial (BM) en Honduras, Giorgio Valentini, para conocer un proyecto de apoyo al sector con recursos de Japón.

El continente africano, seguido de Asia y América, es el máximo productor de cacao, grano cuya cosecha mundial de este año podría superar los cuatro millones de toneladas.

En Centroamérica, Nicaragua encabeza la producción de cacao con más de 3,000 toneladas, seguida de Guatemala con unas 2,000, Honduras con 1,300 y Costa Rica con 500, dijo Mendoza.

Según el coordinador de Agrocacao, con apoyo para los productores del sector, en pocos años Honduras podría estar cosechando entre 5,000 y 6,000 toneladas de cacao, apostando por un producto orgánico que ya está comprando una empresa de chocolates de Suiza.

Apoyo al productor

Uno de los proyectos de cacao en Honduras es financiado por el Fondo Japonés para el Desarrollo Social (JSDF), bajo la administración del Banco Mundial (BM).

La gerente del proyecto en el BM, Mary Lisbeth González, manifestó que siguiendo los principios del Fondo Japonés, más del 80% de los recursos van “a los productores directamente”.

El monto total del proyecto es de alrededor de 2.5 millones de dólares, de los cuales un millón se destina en subproyectos, con un apoyo de un promedio de 25,000 dólares por cada uno.

Del total de los recursos, unos 918,000 dólares se destinan a la asistencia técnica, que va a la par del apoyo en efectivo.

El proyecto, que nació en 2012 y concluirá en noviembre de 2015, tiene como objetivo contribuir a desarrollar y mejorar las capacidades de pequeños productores de cacao para que aumenten la productividad, reduzcan los costos y sean amigables con el medio ambiente.

“Estamos promoviendo producción orgánica y buenas prácticas agrícolas, nos interesa mejorar sus capacidades en distintas etapas del ciclo productivo y de la cadena de valor”, subrayó González.

El proyecto está creciendo en Honduras -y podría reproducirse en otros países, según Valentini- con alianzas para mejorar la comercialización y el precio del cacao con productores campesinos e indígenas en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios y Olancho, en el Caribe y oriente del país.

En Jutiapa, Atlántida, hombres y mujeres trabajan en pequeñas fincas de cacao orgánico que recién fueron visitadas por el representante del BM en Tegucigalpa, quien además estuvo en Pico Bonito, donde fue inaugurado un centro de acopio y secado de cacao.

El presidente de la Asociación de Productores de Pico Bonito (Asopropib), Arturo Elvir, dijo que “el sueño de un centro de acopio se ha hecho realidad con el Fondo Japonés”, del que han recibido 25,000 dólares.

La contraparte de los productores fue de 6,000 dólares para comprar media hectárea de tierra y construir el centro de acopio.

Nicaragua

En Matiguás, departamento nicaragüense de Matagalpa, el proyecto les ha “cambiado la vida directamente a siete mujeres” que han sido “capacitadas en el procesamiento del cacao”, expresó la responsable del área de producción de Chocolates Mussi, Elieth Soza.

“Tenemos registro sanitario (...), una marca, empaques, equipos y es una fuente de ingreso estable para mantener a nuestras familias”, subrayó Soza.

La idea del grupo de mujeres nicaragüenses, a las que se suman otras 30 que están sembrando nuevas áreas de cacao, “es procesar un chocolate que sea producido por mujeres desde el inicio de la cadena hasta el final”, agregó. Efe

Cultivo cacao Honduras,Cacao en Centroamérica,AgroCacao,Giorgio Valentini,Representante del Banco Mundial,Banco Mundial,Acicafoc,Producción de cacao,