Más noticias

Empresas pueden ampliar sus negocios en Costa Rica

Hasta el 15 de agosto las empresas hondureñas pueden registrarse para participar en la Buyers Trade Mission.

Ambiente en el almuerzo empresarial celebrado ayer en Forjadores II de la CCIC.
Ambiente en el almuerzo empresarial celebrado ayer en Forjadores II de la CCIC. / Fotos: Yoseph Amaya

San Pedro Sula, Honduras.

Los empresarios costarricenses son del criterio que Honduras tiene grandes oportunidades comerciales con ese mercado.

Como estrategia, la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) celebraron ayer un almuerzo empresarial para exponer los beneficios de participar en el Buyers Trade Mission.

Este último es considerado como el evento de importadores más grande del país centroamericano y un referente para nuevos negocios desde su primera edición en 1998.

La actividad, que será del 25 al 27 de septiembre en San José, será una plataforma para enlazar compradores internacionales con la oferta exportable de Costa Rica. “Estamos promoviendo el sector alimentario, industria especializada y sector agrícola. Tenemos una proyección de más de 250 compradores internacionales, y Procomer tiene alrededor de 40 sedes internacionales, o sea, que trabajamos por promover el comercio entre ambas vías”, explicó Lil Marie Rodríguez, directora de promoción comercial de Procomer en la Oficina de América Central.

Honduras es el séptimo destino de las exportaciones ticas, con más de 1,200 productos entre 300 empresas, entre pymes y grandes.

“El mercado centroamericano es un trampolín para las exportaciones de nuestras pequeñas y medianas empresas, y siempre buscamos aumentar ese flujo comercial”, comentó Rodríguez.

Costa Rica exporta productos de panadería fina, salsas, insumos, medicamentos, textil cuero, acabos para la construcción, productos de empaque, lácteos y pesca.

En las dos décadas de la feria comercial, la industria costarricense ha pasado de ser la mayor exportadora de piña en el mundo a dar valor agregado para entrar a nichos de mercados interesantes y destinos nostálgicos que demandan ese producto del agro en diferentes variedades. Las experiencias de éxito han alcanzado también a las empresas hondureñas que participan de forma constante en el encuentro. Algunas de ellas son ahora las representantes de las marcas y los productos ticos en Honduras, y otras han logrado comprar las mercancías puntuales para expandir su portafolio de productos.