Más noticias

Finanzas ratifica que sí pueden eliminar el 1.5% a empresas a cambio de empleo

Finanzas solicita a inversionistas presentar propuesta y refrendarla por escrito.

La obligación tributaria que aplica para las empresas que facturan más de diez millones de lempiras al año ha impactado negativamente en el sector, provocando la contracción de la inversión local, cierre de empresas y la pérdida de muchos puestos de trabajo, aseguró ayer Luis Larach, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).
La obligación tributaria que aplica para las empresas que facturan más de diez millones de lempiras al año ha impactado negativamente en el sector, provocando la contracción de la inversión local, cierre de empresas y la pérdida de muchos puestos de trabajo, aseguró ayer Luis Larach, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

San Pedro Sula, Honduras.

Wilfredo Cerrato, titular de la Secretaría de Finanzas, confirmó en una entrevista exclusiva a LA PRENSA que sí se puede analizar la eliminación del 1.5% del impuesto sobre la renta (ISR), siempre y cuando el sector privado presente un plan elaborado de cuántos empleos y en cuánto tiempo se van a generar.

90,000
Millones de lempiras
Anuales invierte el sector privado en el país.

“Si alguien dice que bajen los impuestos porque con ese dinero invertirán para generar más empleo, lo deberíamos de hacer. Lo único que ese tipo de compromiso se debe quedar por escrito. Es decir, se van a dejar de pagar tantos miles de millones en impuestos, pero se van a generar tantos empleos”, manifestó ayer el funcionario.

No obstante, dijo que para eliminar ese impuesto se debe pasar una iniciativa al Congreso Nacional.

Reacción de empresarios

Los representantes del sector privado calificaron ayer como “desafortunadas” las declaraciones del ministro Wilfredo Cerrato sobre el 1.5%.

La obligación tributaria que aplica para las empresas que facturan más de diez millones de lempiras al año ha impactado negativamente en el sector, provocando la contracción de la inversión local, cierre de empresas y la pérdida de muchos puestos de trabajo, aseguró ayer Luis Larach, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

JG Empresa privada(1024x768)

“Ese tipo de respuesta (la que dio Wilfredo Cerrato) se dan cuando no se quieren hacer las cosas. La empresa privada es el nervio y motor de la economía. Todos los años incrementamos la inversión en el país. Sin embargo, desde que se implementó el 1.5% se ha reducido la capacidad para reinvertir y generar nuevos empleos. Ese tributo ha provocado que en muchas empresas el 88% de las utilidades que se pueden generar se vayan al Gobierno”, manifestó el presidente del Cohep.

Reunión
Los representantes de los diferentes sectores empresariales se reunieron ayer en busca de una salida al impacto del 1.5%.

Cada año este sector paga alrededor de L2,200 millones en impuestos. No obstante, el prejuicio total puede ascender hasta L5,000 millones, advirtió.

Juan Carlos Sikaffy, vicepresidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) y del Cohep, aseguró que los empresarios han dado muestras fehacientes del compromiso que tienen de invertir sus utilidades en el país, tanto así que el 87% del capital que se invierte en Honduras es nacional; el 13, restante, es extranjero.

“Nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde, pero requerimos de incentivos para seguir empujando el crecimiento de la economía y generando más empleo”.

Agregó que primero se deben sentar las bases para crear las condiciones que puedan atraer la inversión y, por ende, crear nuevos puestos de trabajo, “no puede ser al contrario”, refirió Sikaffy.

Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación Nacional de Medianas y Pequeñas Industrias de Honduras (Anmpih), manifestó que eliminar ese impuesto serviría de incentivo para reinvertir y generar más oportunidades.

“Dentro de la Ley de Mipymes está establecido que el Gobierno debe crear un entorno favorable para la inversión”.