Más noticias

Expertos ven mayores ventajas competitivas frente a El Salvador

La unión de aduanas de Honduras y Guatemala es la primera manifestación del Protocolo de Tegucigalpa firmado en 1991

Frontera entre Honduras y El Salvador.
Frontera entre Honduras y El Salvador.

San Pedro Sula, Honduras

Los especialistas consideran positiva la intención de Honduras y Guatemala de adherir a más países en la unión aduanera.

“Este es el mecanismo mediante el cual Centroamérica se une como bloque para integrarse al mercado internacional, y eso les da más fuerza en las negociaciones”, dijo Otilio Miranda, docente salvadoreño y especialista en Derecho de Integración.

Agregó que la unión le dará a Centroamérica más fuerza en las negociaciones, citando como ejemplo el Acuerdo de Asociación (ADA) con la Unión Europea, vigente desde hace casi cuatro años.

“La unión de Honduras y Guatemala es la primera manifestación de desarrollo de los propósitos manifestados en el Protocolo de Tegucigalpa”, recordó Miranda.

Para los analistas es urgente agilizar los procesos de integración regional. En los años 60 surgieron las primeras intenciones formales de una unión económica.

“Sin duda la Unión Aduanera es menos ambiciosa, como por ejemplo con el Mercosur que tenía una cobertura más grande y que nunca funcionó con plenitud. Aquí hay una claridad que será estrictamente aduanera”, sostuvo Edgar Ortiz, director ejecutivo del Centro de Estudios Económico-Sociales (Cees).

Los directivos de las gremiales del sector privado son del criterio que una unión aduanera con El Salvador será favorable para las mipymes.

“Son nuevas oportunidades para que los pequeños y medianos empresarios puedan exportar al vecino país. El Salvador no produce con la fuerza que tiene Honduras”, manifestó Menoti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecámara).

Indicó que el sector comercial sería uno de los más beneficiados una vez que El Salvador forme parte de este proceso de integración.

Según el Banco Central de Honduras (BCH), la balanza comercial con El Salvador fue desfavorable para Honduras, con un saldo negativo de $136.6 millones en 2016.

Las exportaciones sumaron durante ese año $334.9 millones, tomando en cuenta los envíos de aceite de palma, legumbres, hortalizas y jabones, contra los $471.5 millones en importaciones.