Más noticias

Emily Blunt habla del lado duro de Hollywood

La británica afirma que la industria del espectáculo no está hecha de “arcoiris y rayos de luz”.

Emily Blunt en la nueva edición de Vanity Fair.
Emily Blunt en la nueva edición de Vanity Fair.

Londres.

La actriz Emily Blunt lleva muchos años siendo consciente que el mundo del espectáculo nunca ha sido un entorno precisamente amable en el que operar y que no está exento de actitudes hostiles y un alto nivel de competitividad.

“Estamos hablando de un negocio en el que, cuando entras, lo haces con esa idea preconcebida de que todo está hecho de arcoiris y rayos de luz. Y con el tiempo te das cuenta de que es un negocio como otro cualquiera. Pero en lo que al aspecto puramente empresarial se refiere, hay que afrontar este mundo con cautela y cubriéndose las espaldas. Siempre digo que hace falta un casco para trabajar aquí”, reflexiona Blunt en conversación con Vanity Fair.

Teniendo en cuenta que la intérprete británica se destacó primero en la escena teatral londinense y en producciones televisivas de su país antes de dar el salto al otro lado del Atlántico, su percepción sobre las diferencias que separan a ambas industrias está muy bien definida y, en consecuencia, eso le ha llevado a hacer una descripción muy detallada de la cultura hollywoodiense.

“En Hollywood eres parte de una maquinaria enorme que no para de moverse, que a veces te resulta abrumadora y que incluso puede llegar a hundirte si no eres dura a la hora de lidiar con la presión. Es una industria muy precaria que te puede machacar, así que el único consejo que puedo darle a alguien que quiera triunfar aquí es que haga cualquier otra cosa”, agregó.