Más noticias

A Chloë Grace Moretz le abunda el amor

Proyectos que pondrían los pelos de punta a muchos por su temática figuran en la filmografía de esta actriz.

2015 fue el año en que se confirmó que Chloë interpretaría a Ariel en la adaptación cinematográfica del clásico de Hans Christian Andersen La sirenita, que será dirigida por Rebecca Thomas.
2015 fue el año en que se confirmó que Chloë interpretaría a Ariel en la adaptación cinematográfica del clásico de Hans Christian Andersen La sirenita, que será dirigida por Rebecca Thomas.

Los Ángeles, Estados Unidos.

El horror, la sangre y la violencia le son familiares desde que era una niña... Pero solo en el plano de la ficción, pues Chloë Grace Moretz siempre ha gozado de una vida en la que abundan el amor y la convivencia familiar.

A sus 20 años (los cumplió el 10 de febrero), en su filmografía figuran proyectos que pondrían los pelos de punta a muchos padres de familia por su temática.

Su primer papel importante fue el remake de El Horror de Amityville, sobre una casa embrujada; después siguieron otras cintas de terror y misterio, como Wicked Little Things, sobre niños zombis, aunque el papel que la catapultó a la fama fue el de la hiperviolenta Mindy Macready / Hit-Girl en Kick-Ass.

“Yo no creía que me iba a dedicar a esto (la actuación) sino hasta que mi hermano me puso a practicar con él algunas líneas. Me emocioné tanto que mi mamá aceptó inscribirme (en la Escuela Profesional de Artes Escénicas) y desde entonces me preparé... Yo era una niña, pero agradezco esa confianza, esa seguridad que me dieron”, dice en entrevista.

Vp Chloe5 170217(1024x768)
Chloë separa su carrera profesional (estrenos y rodajes) de su vida personal, que describe como una vida feliz
y con un gran apoyo por parte de su familia.

Desde que comenzó su aventura como actriz, Chloë ha estado arropada por su familia: su hermano Brandon es su mánager; su hermano Trevor es su entrenador de actuación y sus padres, Teri y McCoy, fungen como sus supervisores financieros.

Todo ello le brinda una fortaleza única. “Crecí en una familia muy unida en la que los intereses económicos nunca han sido el vehículo de desarrollo, sino los humanos. Nuestras metas se basan en ser felices y en dar felicidad”, sostiene.

Quizá en ello radique su facilidad para asumir papeles oscuros y complejos, como los de la cinta vampírica Déjame Entrar, el remake de Carrie o el drama juvenil Si Decido Quedarme, sin que ello le implique costos emocionales.

Y es que Chloë creció en un hogar formado por padres cristianos, quienes se han asegurado de propiciar las reuniones familiares dominicales y la convivencia con sus hijos, aunque sea a distancia.

“Confío en sus consejos, y ellos confían en mi criterio. Tanto para decisiones personales como profesionales, siempre pienso en lo mucho que me pueden ayudar porque la experiencia siempre pesa, y más cuando uno es joven en un negocio manejado por adultos con mucha experiencia. Tenemos la costumbre de reunirnos al menos una vez por semana para conversar sobre lo importante y lo banal... para ser familia”, comparte.

Vp Chloe4 170217(1024x768)
“Ha habido gente que cree que soy una niña caprichosa queriendo ser famosa, y eso dista mucho de mi realidad”, asegura la joven de 20 años.