Más noticias

Un borracho escaló una montaña en los Alpes buscando su hotel

Terminó subiendo 2,400 metros de altitud y no se daba cuenta.

El hombre siguió un camino alternativo intentado llegar a su hotel tras una noche de fiesta. Foto referencial
El hombre siguió un camino alternativo intentado llegar a su hotel tras una noche de fiesta. Foto referencial

Roma, Italia.

Un turista de Estonia se volvió viral en todo el mundo tras escalar una montaña en los Alpes por un error.

El hombre en estado de ebriedad se perdió buscando su hotel y terminó escalando una montaña de 2,400 metros.

Según el relato de medios locales, el hombre llamado Pavel de 30 años, siguió un camino alternativo intentado llegar a su hotel tras una noche de fiesta.

Cuando pasó el último transporte para su hotel, a las siete y media, pensó que aún le quedaba mucha noche por delante y continuó la fiesta hasta que cerraron los bares.

Pavel estaba tan borracho que confundió el camino de regreso al hotel situado en el Valle d'Aosta y comenzó a caminar en dirección opuesta.

Lea más: Honduras, entre los países donde fue más popular Dragon Ball Super

Escaló la montaña de noche pese a no contar con los elementos ni la ropa necesaria.

Durante parte de la noche y madrugada, la policía local buscó al turista con perros y drones por la montaña, pero nunca se imaginaron que podría haber ascendido tanto.

Entre las dos y tres de la madrugada, el turista encontró un restaurante en medio de la nieve, Igloo, que es parte de un centro de esquí.

Pensando que era su hotel, ingresó al lugar y probó usar las llaves de su habitación, como la puerta no abrió, forzó la entrada y se quedó a dormir en el lugar.

Bebió dos botellas de agua que encontró en la barra, para calmar la deshidratación de la caminata y se durmió en el primer sitio que encontró.

Lea más: Resucitan a una ardilla con masaje cardiaco

Los empleados del local lo encontraron la mañana siguiente cuando se disponían a abrir.

Según la dueña del restaurante, Pavel no recordaba nada, solo que creía que estaba yendo hacia su hotel.

Cuando lo encontraron se disculpó y explicó que no había tocado nada.

El turista regresó al día siguiente para agradecer y tomarse una foto con las personas del restaurante y contarles que se había hecho famoso.

Pavel se enfrenta a una multa por movilizar a todos los equipos de rescate para encontrarlo.