Más noticias

Claves para un buen rasurado

Prepare la piel de sus piernas antes de depilarse para evitar la irritación

Al momento de depilarse las piernas no lo haga a prisa, sino que con tranquilidad. Si su piel se queda enrojecida o irritada puede pasarse un paño con leche fría.
Al momento de depilarse las piernas no lo haga a prisa, sino que con tranquilidad. Si su piel se queda enrojecida o irritada puede pasarse un paño con leche fría.

San pedro sula.

Depilarse las piernas es una rutina frecuente entre las mujeres, pero debe hacerlo de la forma correcta para evitar que se produzca una irritación y vellos encarnados.

La dermatóloga Karina Alvarenga comentó que con respecto al depilado: desde hace un par de décadas está en auge la depilación extrema. “Antes solo se depilaban con rasuradora las piernas y hoy día aumentó en número otras áreas poco habituales: axilas, genitales y tronco”.

En general es un procedimiento inocuo y sencillo si se hace de forma correcta.

Especial

La dermatóloga explicó que para depilar con rasuradora debe hacerlo siguiendo la línea de crecimiento del pelo y evitar dar muchos pases.

La piel y su microambiente tiene miles de bacterias que podrían crecer y aumentar sus colonias con una pequeña herida. Sería una vía para que pueda ingresar el Staphylococus aureus, el cual es el responsable de la mayoría de foliculitis por rasurado, detalló la experta.

Esta se manifiesta por pápulas rojizas, pústulas y comezón, a veces asociadas a costras seropurulentas y/o serohemáticas.

Consejos.

Las claves para un buen rasurado de las piernas: dos día antes, exfoliar sus piernas. Al aplicarlo hágalo en movimiento circular. Déjelo actuar unos minutos y lávese bien.

Recuerde que no debe rasurarse después de la exfoliación, ya que su piel se irritará.

Utilice una rasuradora en forma ergonómica y con barra humectante.

Al momento de rasurarse no lo haga en seco, pues irritara su piel. Siempre hágalo al momento de ducharse y que sea usando agua caliente, ya que abrirá sus poros.

No use jabón, sino que una espuma. Esta hidrata y evitan la inflamación e irritación.

Afeita todas las zonas. Pase la cuchilla en dirección contraria a la que nace el vello. Empiece por el tobillo y vaya subiendo con movimientos largos hacia arriba. Tenga especial cuidado en la zona de las rodillas y los tobillos, ya que allí es dónde existe más riesgo de cortes.

En el caso de usar la cera puede ocurrir igual y en algunos casos quemaduras superficiales o irritación. Luego de depilarse use un gel de aloe vera. Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias que te ayudarán a prevenir las manchas rojas que salen después de la depilación.

Luego del rasurado se debe aplicar crema emoliente y en caso de foliculitis un antibiótico en crema.

Antes de rasurarse asegurese que su piel esté limpia y seca, sin restos de cremas o lociones, ya que puede dificultar la adherencia de la cera del vello.

Uso del láser para depilar

El dermatólogo Cándido Mejía comentó que el láser se usa para depilar las piernas, axilas y otras áreas del cuerpo. A este proceso se están sometiendo tanto mujeres como hombres; estos últimos se tratan las zonas de la barba, espalda y pecho.

Existen varios equipos de láser para hacer este tipo de procedimiento.

Con el láser se aplica una luz muy intensa y selectiva que atraviesa la estructura de la piel, sin dañarla, para eliminar el vello. El objetivo es hacerlo en la fase anágena, que es cuando el mismo empieza a crecer.

La depilación se hace en seis o doce sesiones, por lo que se efectúa el procedimiento una vez al mes, para que el vello se vaya reduciendo poco a poco. En algunas queda un poco de esta, pero en otras personas desaparece por completo la vellocidad.

Las personas que no tienen respuesta a este proceso son aquellas que padecen problemas hormonales.

Las embarazadas, personas con piel queloide y que han sufrido de herpes simple tienen contraindicaciones relativas, pero no quiere decir que no pueden realizárselo, sino que deben tener cuidados especiales

El paciente debe llegar depilado y evitar usar cremas y desodorante.

Recuerde que si va a someterse a este tipo de procedimiento debe hacerlo un dermatólogo con experiencia.