Más noticias

Tiempo de protección solar  

Es importante limitar el tiempo de exposición al sol

Procure usar ropa de algodón y no exponerse de 10.00am a 4.00pm a los rayos solares.
Procure usar ropa de algodón y no exponerse de 10.00am a 4.00pm a los rayos solares.

Redacción

Más que el grado, importa la frecuencia con que se use. En esta época de alta radiación solar, la indicación para todas las personas es ponerse protector solar por lo menos tres veces al día, recomienda Mónica Rivera, miembro de la Federación Mexicana de Dermatología (FMD).

A media mañana, medio día y por la tarde son los mejores momentos para hacerlo, se exponga o no directamente al astro rey, indica la dermatóloga.

"Ten en cuenta que ningún bloqueador puede ofrecer protección total de los rayos ultravioleta dañinos, por lo que es importante limitar el tiempo de exposición al sol, aun cuando tenga bloqueador solar", advierte el Instituto Americano de Investigación del Cáncer.

Otro factor importante a considerar al buscar el protector solar adecuado es el tipo de piel que se tiene.

"Para la piel grasa es mejor usar bloqueador en emulsión, fluido, gel o aerosol; y para la piel seca, el ideal es en crema", agrega Rivera.

El número de factor de los protectores solares indica la cantidad de radiación ultravioleta (UV) necesaria para causar quemaduras en la piel a la que se ha aplicado el bloqueador. Dicho número se establece en relación con la cantidad de UV para causar la misma quemadura, pero sin el protector solar.

Por ejemplo, al usar un protector solar de FPS 50, la piel no se quema hasta que haya sido expuesta a 50 veces la cantidad de la energía solar que normalmente haría que sufriera de una quemadura.

La cantidad de energía solar a la que se expone la piel no sólo depende de la cantidad de tiempo que es expuesta al sol, sino también de la hora del día a la cual se realiza la exposición, pues entre las 10 y las 16 horas del día la radiación UV es mayor.

Entonces, los protectores de factor 50 son recomendables si se va a estar mucho tiempo expuesto al sol, indica la dermatóloga de la FMD. Y a menos factor, hay que aplicárselo más seguido.

Por supuesto, las personas que tienen algún problema en la piel deben consultar con su dermatólogo cuál es el mejor protector para ellas.


¿Y los niños?

La Academia Americana de Pediatría recomienda evitar exponer al sol a los bebés y vestirlos con pantalones largos y ligeros, camisetas de manga larga y sombreros de ala ancha que den sombra al cuello.

Si no hay sombra ni ropa adecuada disponible, se les puede aplicar una cantidad mínima de protector solar con FPS de al menos 15 en áreas pequeñas, como la cara y el dorso de las manos.

Los niños más grandes deben cubrirse del sol con sombrero o gorra con visera, lentes de sol y ropa de algodón. En días tanto soleados como nublados protégelos con un protector solar con un FPS de 15 o más que proteja contra los rayos UVB y UVA.


Recomendación

Si observas un lunar o una mancha en alguna parte de la piel, compáralos con la regla del ABCD y, si coincide, acuda al médico de manera inmediata.

A = Asimetría. Una mitad del lunar no es igual a la otra mitad.

B = Borde irregular. Los bordes del lunar se ven borrosos, no son lisos ni parejos.

C = Color. La pigmentación del lunar es desigual o cambia. El color es una gama de tostado, marrón y negro. Pueden aparecer también de color azul, blanco y rojo.

D = Diámetro. El tamaño del lunar es de más de seis milímetros (seis milímetros es más o menos el tamaño del borrador de un lápiz).

No se descuide

El dermatólogo Jorge López comenta que en el verano las temperaturas aumentan y con ellas la lista de actividades que hacemos al aire libre, por eso resulta importante saber exactamente cómo tratar la piel durante los meses más calurosos del año, para que luzca hermosa y saludable.

Hay una clave básica para cuidar la piel en verano que nunca puede pasar por alto: protegerla del sol.

Cada vez que vaya a la playa, a la piscina, a un picnic, a correr al aire libre o a practicar cualquier otra actividad bajo el sol no olvide usar un protector solar adecuado para su tipo de piel, solo así podrá evitar el gran daño que causan los rayos UV/UVA.

El exceso de sol no solo hace que nuestra dermis se queme y enrojezca, sino que además acelera el proceso de envejecimiento y puede ser responsable de manchas en la piel o peligrosas enfermedades como el cáncer.

Seleccione productos de protección que le mantengan a salvo de los rayos UV y UVA preferiblemente con base acuosa, para evitar que los poros de su piel se tapen. Es importante evitar usar el protector corporal en la cara, pues el mismo suele ser demasiado espeso y graso para esta zona del cuerpo, lo que podría aumentar la presencia de granos en la tez, producto de los poros obstruidos.