Más noticias

14 muertos por accidente de bus en el occidente de Honduras

Miembros de una congregación de los Testigos de Jehová de Choloma se dirigían a una prédica en Las Flores, entre Santa Rosa y Gracias, Lempira. Hay más de 40 lesionados.

VER MÁS FOTOS
Al menos 14 personas murieron y 40 salieron heridas en un accidente en el municipio de San Juan de Opoa.

Santa Rosa de Copán, Honduras.

Alrededor de 60 personas de la iglesia de Testigos de Jehová emprendieron ayer por la madrugada un viaje al occidente del país para asistir a una prédica; pero a 20 minutos de su destino, el bus en que se transportaban volcó en una hondonada.

Ahí terminó la alegría. El accidente les arrebató la vida a 14 personas de entre 8 y 60 años de edad y dejó heridas a más de 40. La unidad salió de Choloma, Cortés, a eso de las 4:30 am, para el municipio de Las Flores, Lempira, a 25 minutos de Gracias.

Antes de las 8:00 am, el motorista tomó el desvío a Lempira, que está minutos antes de llegar a Santa Rosa de Copán. El volcamiento ocurrió cuando el bus circulaba por la comunidad de Contamal, en San Juan de Opoa, Copán, entre Santa Rosa y Gracias. Hay que destacar que es zona de curvas y derrumbes.

Vecinos de Contamal aseguraron que a eso de las 8:20 am se escuchó un estruendo que advertía el volcamiento de la unidad de transporte, pero nunca imaginaron la fatalidad del mismo.

LEA: Lista preliminar de muerto y heridos

“Escuchamos el golpe. Salimos a ver, pero no entendíamos lo que pasaba porque no había nada en la carretera, en eso nos asomamos a la orilla del barranco porque oímos la bulla de la gente y vimos que el bus se había ido al abismo”, relató una de las personas que ayudó a sacar a los heridos del bus convertido en chatarra.

Para los vecinos, el motorista no logró cortar la curva y se fue derecho a caer a la hondonada de unos 30 metros de profundidad.
Decenas de voluntarios, bomberos, Cruz Roja, paramédicos, policías, militares y Copeco se trasladaron al lugar.

Accidente Portada(800x600)

El rescate

Ayudados de cuerdas y en cadena humana, los socorristas aunaron esfuerzos y lograron sacar con vida a unas 40 personas con varias heridas y golpes.

La tarea no fue fácil, los heridos se quejaban. No era para menos. El bus quedó con las llantas para arriba, cayó encima de enormes piedras.

Los heridos fueron trasladados en siete ambulancias y carros particulares al Hospital Regional de Occidente, ahí fallecieron tres personas, entre ellas una niña de ocho años.

En el lugar del accidente quedaron tres cuerpos junto con otras piezas del bus, otros tres se salieron por las ventanas de la unidad debido al impacto, y adentro se encontraron cuatro cadáveres.

Debido a la pendiente, la recuperación de los cuerpos tardó cinco horas.

Transfusiones

El estado de varios heridos es precario; sin embargo, los miembros de la iglesia pidieron que aunque fuera vital para salvarles la vida, no les hicieran transfusiones sanguíneas porque su religión lo impide.

El líder de la congregación de los Testigos de Jehová en Las Flores, Alexander Hernández, dijo: “Hay que obedecer a Jehová. En los tiempos de los apóstoles se prohibía el consumo de sangre, eso es comparado hasta con la fornicación, por ello se prohíben las transfusiones sanguíneas. Lo que queremos es obedecer a Dios porque es quien dirige las cosas”.

Hernández atribuyó el accidente a una posible falla mecánica de la unidad y además consideró que el conductor del bus “no conocía la carretera”. “No sabemos qué pasó, pero realmente ese bus en que venían, desde ayer le sentimos un olor a quemado en las llantas de atrás, algo no andaba bien. Los motoristas no conocían la carretera”.

El extremo no fue confirmado por autoridades.

El jefe de la Policía en Copán, Amílcar Mejía Rosales, dijo: “Este fue un accidente dramático donde muchos cuerpos quedaron fuera del bus, esta unidad quedó destruida y de momento se nos hace difícil determinar cuál fue la causa del accidente”.