Más noticias

Matan y queman a empleado de Hondudiario

<p>Un grupo de pandilleros mató con saña a un empleados del periódico digital Hondudiario.</p>

/

Un grupo de pandilleros mató con saña a un empleados del periódico digital Hondudiario.

La víctima es Jorge Leonardo Rojas Coto, de 18 años de edad, quien se encargaba de monitorear las radios de noticias para transmitir la información al diario.

También trabajaba para la empresa Seproc que presta servicios de venta de monitoreo de noticias. Su ilusión era viajar a Chile para prepararse, pero sus sueños fueron truncados por estos sujetos.

Al parecer los pandilleros lo secuestraron de la colonia 21 de Febrero, lo torturaron, lo mataron, lo quemaron y abandonaron su cadáver en una zona poco transitada, a inmediaciones de la carretera hacia la aldea de Mateo, al sur de la ciudad.

Lamentable

El periodista y director de Hondudiario, Arístides Aceituno, explicó que hasta ayer llegaron a reclamar el cuerpo del muchacho porque no sabían si era él.

El fuego lo dejó irreconocible. Aceituno contó que tuvieron que conseguir pruebas y fotografías para reconocerlo. Se identificó por un arito que andaba en la lengua, con testimonios y tras una investigación con su familia, dijo.

/var/www/vhosts/laprensahn.com/httpdocs/imagenes/fotos/2007/interiores/1844.jpg

Víctima Jorge Rojas Coto

“Ahora sí, tenemos la certeza que sí es nuestro compañero de trabajo”, aseguró. Rojas Coto tenía un año y medio de trabajar en su empresa, trabajaba desde las 5 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

El comunicador comentó que al inicio dudaban de que fuera él y suponían que había viajado a Chile porque quería hacerlo al salir de la universidad.

Tristeza

El padre del joven, Santos Leonardo Rojas, recordó que durante dos semanas vivió la incertidumbre de ignorar el destino de su hijo. Indicó que le contaron que lo interceptaron y nada más.

“Sólo quiero enterrar a mi hijo y que sean las autoridades y la justicia divina porque a Dios no se le escapa nadie”, declaró.

Rojas dijo que era un joven con aspiraciones que quería lo mejor para Honduras y para su familia. El padre, viudo hace ocho meses, refirió que esto le duele tremendamente.

“La última vez que lo vi, estaba en el baño y él se estaba yendo, “me dijo me voy papi; vaya hijo Dios te guarde”, le dije. Eso fue el miércoles 3 de noviembre y en la noche desapareció”, finalizó.

Para recordar

Las autoridades de Medicina Forense trasladaron el cadáver de Rojas a la morgue, el 5 de noviembre de 2006.

Un grupo de pandilleros mató con saña a un empleados del periódico digital Hondudiario.

La víctima es Jorge Leonardo Rojas Coto, de 18 años de edad, quien se encargaba de monitorear las radios de noticias para transmitir la información al diario.

También trabajaba para la empresa Seproc que presta servicios de venta de monitoreo de noticias. Su ilusión era viajar a Chile para prepararse, pero sus sueños fueron truncados por estos sujetos.

Al parecer los pandilleros lo secuestraron de la colonia 21 de Febrero, lo torturaron, lo mataron, lo quemaron y abandonaron su cadáver en una zona poco transitada, a inmediaciones de la carretera hacia la aldea de Mateo, al sur de la ciudad.

Lamentable

El periodista y director de Hondudiario, Arístides Aceituno, explicó que hasta ayer llegaron a reclamar el cuerpo del muchacho porque no sabían si era él.

El fuego lo dejó irreconocible. Aceituno contó que tuvieron que conseguir pruebas y fotografías para reconocerlo. Se identificó por un arito que andaba en la lengua, con testimonios y tras una investigación con su familia, dijo.

/var/www/vhosts/laprensahn.com/httpdocs/imagenes/fotos/2007/interiores/1844.jpg

Víctima Jorge Rojas Coto

“Ahora sí, tenemos la certeza que sí es nuestro compañero de trabajo”, aseguró. Rojas Coto tenía un año y medio de trabajar en su empresa, trabajaba desde las 5 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

El comunicador comentó que al inicio dudaban de que fuera él y suponían que había viajado a Chile porque quería hacerlo al salir de la universidad.

Tristeza

El padre del joven, Santos Leonardo Rojas, recordó que durante dos semanas vivió la incertidumbre de ignorar el destino de su hijo. Indicó que le contaron que lo interceptaron y nada más.

“Sólo quiero enterrar a mi hijo y que sean las autoridades y la justicia divina porque a Dios no se le escapa nadie”, declaró.

Rojas dijo que era un joven con aspiraciones que quería lo mejor para Honduras y para su familia. El padre, viudo hace ocho meses, refirió que esto le duele tremendamente.

“La última vez que lo vi, estaba en el baño y él se estaba yendo, “me dijo me voy papi; vaya hijo Dios te guarde”, le dije. Eso fue el miércoles 3 de noviembre y en la noche desapareció”, finalizó.

Para recordar

Las autoridades de Medicina Forense trasladaron el cadáver de Rojas a la morgue, el 5 de noviembre de 2006.

DIJO,COTO,1844,DEL,LAS,HONDUDIARIO,ROJAS,NORMALPARAGRAPHSTYLE,DIV,CLASS,