Sucesos Policiales
17 de Septiembre de 2013

Conmoción por abominable asesinato de niño en Yoro

09:34PM   - Redacción: Efraín V. Molina. Redacción La Prensa efrain.molina@laprensa.hn

El cuerpo desmembrado de Frelin Humberto Márquez Hernández fue dejado frente a la casa de sus padres la madrugada de ayer. La Policía no tiene pistas del autor del crimen

Morazán, Yoro. Los gritos desgarradores despertaron a los habitantes de la colonia España de este municipio. Al salir a la calle se encontraron con una escena que sus ojos jamás olvidarán. Una madre lloraba sobre el cuerpecito desmembrado de su hijito de apenas tres años.

La conmoción, lamentos, angustia e impotencia se apoderaron de cada una de las personas que se acercaban al patio de la humilde casa, en la que apenas el domingo por la mañana el pequeño Frelin Humberto Márquez Hernández (3) jugaba con los carros y a los aviones sumergido en su mundo de dulces fantasías.

Fue ese día en horas del mediodía, cuando el pequeño jugaba en la calle y mientras su madre, Delmis Yolanda Hernández, se alistaba para ir juntos a misa cuando fue raptado por un hombre alto de tez blanca.

Según testigos, el sujeto llegó a pie al sitio donde se encontraba el niño, lo agarró de la mano y caminó una cuadra hasta donde tenía aparcada una camioneta blanca, sin placas, en la cual se llevó al pequeño.

Tras su desaparición, su familia comenzó a buscarlo en todo el municipio. Las horas pasaban y la angustia de sus padres y resto de la familia cada vez era mayor, nadie daba información del menor.

José Humberto Márquez y Delmis Hernández no desmayaban en la búsqueda de su hijo, iban con una fotografía recorriendo las calles y aldeas de Morazán, pero todo era infructuoso.

El lunes fue un día cansado para todos, la noche llegó y los que participaban en la búsqueda acordaron irse a descansar para aprovechar la mañana del martes para continuar con la faena, sin imaginarse el horror que estaban por vivir.

Aterradora escena

Eran las 2:30 am de ayer, la familia Márquez Hernández dormía, cuando el silencio fue interrumpido por el ladrido de los perros de la colonia, los vecinos no le dieron importancia porque eso es normal en el lugar.

“Al escuchar los perros me desperté y salí para ver qué sucedía, con la esperanza que alguien viniera con mi pequeño a entregármelo sano y salvo; pero no fue así, la escena era macabra, espantosa y aterradora: mi niño estaba muerto y partido en pedazos”, relató entre el llanto el campesino José Márquez, padre del pequeño Frelin Humberto.

Los gritos y lamentos de los padres y hermanas del infante hicieron que el vecindario se despertara y fuese testigo de un hecho sin precedentes nunca antes visto en Morazán, Yoro.

El pequeño que corría por las calles, jugada y reía yacía tirado y desmembrado, víctima inocente de un sátiro y asesino que no se apiadó de sus apenas tres años de vida.

Frelin Humberto era el menor de una familia de seis hermanos (con él eran dos varones y cuatro mujeres), quienes habían llegado a la colonia España en carácter de damnificados por la tormenta Gamma en noviembre de 2005, donde perdieron todo. Gracias a la ayuda de un organismo internacional lograron tener una casa en esa colonia, hogar adonde nació Frelin Humberto, que crecía sano y era la alegría del hogar.

De inmediato la espantosa noticia se corrió en toda la zona, lo que provocó conmoción y repudio de los habitantes, los que exigen a las autoridades que investiguen el caso y den con el responsable del abominable hecho.

Los destrozados padres aseguraron desconocer la razón de ese asesinato y quién puede estar atrás del abominable crimen, “soy un hombre luchador que me dedico a trabajar la tierra, no tengo enemigos, no sé qué buscan con hacerme esto. En la tierra no hay nada oculto, esperamos dentro de poco saber quién mató a mi niño, esperamos en Dios que será castigado, pedimos a las autoridades que se haga justicia y que esto no se quede así”, apuntó el papá del pequeño.

Al igual que él, Delmis Hernández, su compañera de hogar, dijo que no tiene ni idea de quién pudo ser esa persona que se llevó a su vástago.

“Lo único que nos han dicho es que era un hombre alto de piel blanca y que se fue en un carro blanco”, dijo.

La dama explicó que ayer en la madrugada escuchó el motor de una motocicleta que se alejaba del lugar y supone que allí se conducía el homicida de su hijo.

Reconocimiento

De inmediato fue avisada la Policía, la que se desplazó al sitio para conocer de lo ocurrido. A las 7:00 am llegó un equipo de Medicina Forense y agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) para obtener toda evidencia que pueda dar con el asesino del pequeño.

Por la magnitud del caso, los técnicos de la DNIC y el médico forense se tardaron casi dos horas para levantar los restos del pequeño.

Las primeras pesquisas indican que este pudo haber sido llevado en una bolsa de nailon o saco, pues estaba sudado y con parte de su piel quemada por el calor.

Luego del reconocimiento de ley, los restos fueron traslados a Medicina Forense de San Pedro Sula, adonde se le practica la autopsia que determinará la causa de su muerte y si el pequeño había sido víctima de abuso sexual.

Temor y pesar

Rosa Sánchez, vecina de la colonia España y amiga de la familia Márquez Hernández, dijo que luego de lo sucedido hay temor en los habitantes del lugar porque ese tipo de escenas podría repetirse, por lo que hizo un llamado a las autoridades para dar mayor presencia en el sector y a la vez que hagan todo lo posible para encontrar al culpable del crimen.

“Ha sido espantoso ver a un ser humano que le hayan quitado la vida de esa manera y a esa edad, él comenzaba a vivir, era un angelito que nos alegraba a todos en el vecindario, ya no lo veremos jugar con el resto de niños de la colonia”, lamentaba ayer la también madre de familia.

Isabel Serrano, también habitante de ese lugar, dijo que ya es hora que en este país endurezcan las leyes para que ese tipo de hechos no queden impunes, “exigimos que se investigue y le apliquen todo el peso de la ley al que lo cometió”. Otros temen que se trate de un ritual de alguna organización criminal que pueda estar operando en la zona.

Un agente de la Policía que trabaja en el caso dijo que hasta el momento no tienen nada concreto sobre qué pudo llevar a un sujeto a ejecutar tal acción. “Manejamos algunas pistas, esperamos que a medida pasen los días encontrar la madeja del caso y dar con el asesino. No damos mayores detalles para no entorpecer las investigaciones”, señaló.

Ante el impacto por el horroroso crimen, a los padres del pequeño les aplicaron sedantes.

Miembros del patronato de la colonia España se trasladaron a San Pedro Sula con un pequeño ataúd para retirar el cuerpecito del niño y llevarlo a su casa para su velatorio y sepelio.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Especiales ver todos Niños migrantes de Honduras Niños migrantes de Honduras... El flujo de menores de Honduras hacia Estados Unidos se ha disparado y genera una emergencia humanitaria. #Hondurasconlosniños Canonizan a dos Papas Muere Gabriel García Márquez
Ránking de notas