Más noticias

Chamelecón: Uno de los pandilleros del enfrentamiento estuvo en el Pozo I

El enfrentamiento ocurrió ayer en la mañana en la colonia Ebenezer en el sector Chamelecón.

VER MÁS FOTOS
Los familiares de los supuestos pandilleros aseguraron que ellos no pertenecen a ninguna organización delictiva.
Los familiares de los supuestos pandilleros aseguraron que ellos no pertenecen a ninguna organización delictiva.

San Pedro Sula, Honduras

Un enfrentamiento entre policías militares y supuestos integrantes de la pandilla 18 dejó tres muertos e igual número de heridos.

La balacera se desató ayer, aproximadamente a las 8:30 am, en uno de los pasajes de la colonia Ebenezer aledaña a la 15 de Septiembre en el sector Chamelecón, cuando los policías y militares realizaban un patrullaje rutinario.

Una de las víctimas es el policía militar del Tercer Batallón, Ariel Felipe Salaz Cardoza (de 24 años), originario de Olanchito, Yoro.

Uno de los supuestos pandilleros fallecidos es Javier Antonio Santos Morales (de 18), el Chino, quien según su madre se dedicaba a la agricultura en El Merendón.

Siete
elementos de la Policía Militar del Orden Público han muerto en el cumplimiento de su deber, de acuerdo a lo informado por las autoridades.

La otra víctima que ingresó como desconocido a la morgue de Medicina Forense porque no portada documentos fue identificado por familiares como Elvin Joel Mendoza (de 29 años).

Se conoció que Mendoza estuvo recluido en El Pozo I, prisión de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara, acusado de asociación ilícita y extorsión de donde salió en febrero de este año.

El enfrentamiento dejó, además, tres personas heridas, pero solo se logró identificar a dos, uno de ellos es Misael Rápalo Guevara y Óscar Gerardo Trejo Lagos, quienes fueron llevados al hospital Mario Rivas; ellos están requeridos por la Policía ya que serán remitidos a la Fiscalía del Ministerio Público por participar en el enfrentamiento.

Personal médico del Mario Rivas informó que los heridos presentaban lesiones por arma blanca y de fuego en varias partes del cuerpo.

Familiares de Rápalo Guevara y Trejo Lagos aseguraron que trabajaban como motoristas y ayudantes de buses y que no son pandilleros.

Muertos en enfrentamiento(800x600)
Dos de las víctimas: Ariel Salaz Cardoza, 24 años, y Javier Antonio Santos, 18 años.

Registro

La balacera ocurrió a raíz que un grupo de policías militares realizaban un patrullaje rutinario, y al observar a un grupo de jóvenes en la calle con armas de fuego les indicaron que se detuvieran para un registro, pero estos no hicieron caso y comenzaron a correr hacia una cuartería.
Ante tal acción, los uniformados insistieron en que se detuvieran, pero los antisociales comenzaron a dispararles, por lo que estos repelieron.

Datos
Durante la refriega, los policías militares pidieron refuerzos e inmediatamente llegaron más patrullas de la Policía Militar y de la Policía Nacional, además de Agentes Tigres, quienes acordonaron el área.

“Huyeron -los pandilleros- e ingresaron a una cuartería y en la refriega perdió lamentablemente la vida un policía militar y dos supuestos pandilleros”, manifestó Jorge Rodríguez Montoya, portavoz de la Policía Nacional en la zona norte.

Los agentes militares ingresaron a la cuartería y fueron recibidos con balas, cayendo abatido Salaz Cardoza, por lo que sus compañeros dispararon contra los antisociales.

El cadáver del militar quedó afuera de uno de los apartamentos junto al del supuesto pandillero Javier Antonio Santos Morales; mientras que Elvin Joel Mendoza murió en uno de los cuartos y en el suelo quedó tirado el fusil AK-47 con el que atacó a los uniformados.

En la escena se encontró un fusil AK-47 y una pistola que andaban los agresores, y el arma de reglamento del policía militar.

La balacera desató temor e incertidumbre en los residentes de la zona que buscaban información para saber si entre los muertos o heridos se encontraba su pariente.

La indignación fue tal, que varias personas se fueron encima de los policías militares para agredirlos.