Más noticias

Investigan misteriosa muerte de jefa de la Atic en Copán

Sherill Hernández Mancía fue hallada muerta en su casa. Tenía un disparo en la cabeza.

En las imágenes se observa a la ahora occisa Sherill Yubissa Hernández Mancía (29 años) quien fue hallada muerta en Santa Rosa de Copán. En las fotos también se ve la casa donde fue hallado el cadáver de la agente de la Atic.
En las imágenes se observa a la ahora occisa Sherill Yubissa Hernández Mancía (29 años) quien fue hallada muerta en Santa Rosa de Copán. En las fotos también se ve la casa donde fue hallado el cadáver de la agente de la Atic.

Copán, Honduras

En un caso lleno de misterio fue hallada muerta ayer en su apartamento Sherill Yubissa Hernández Mancía (29 años), jefa del departamento de investigación de los delitos en contra de la administración pública de la Agencia de Investigación Criminal (Atic) regional de Occidente.

El cuerpo sin vida de la agente fue encontrada en el interior del apartamento que rentaba, en el barrio el Calvario, de Santa Rosa de Copán.

La agente tenía un disparo en la cabeza, dieron a conocer las autoridades.

Desde que trascendió la muerte, el caso fue manejado con extremo hermetismo por los miembros de la Atic, quienes llegaron a la escena donde fue hallado el cadáver.

Inicialmente, de forma informal, personas especularon con que podía tratarse de un suicidio, pero luego de las investigaciones de Medicina Forense, se determinó que hay que indagar mucho más en el caso, pues “hay varias inconsistencias”.

De manera exclusiva, una fuente de Medicina Forense dio varios detalles del caso a Diario LA PRENSA, explicando que se hizo “un mal proceso” en la escena donde fue hallada la agente.
“No fue correcto que la misma agencia (Atic) manejara el caso de la compañera. Además, el levantamiento no se hizo en compañía de los agentes de la DPI o de otro ente”, reveló la fuente de Medicina Forense.

Incoherencia

En el informe inicial, en el que se especifica que las autoridades presentes en la escena eran de Atic y Fiscales se especificó que: “Según compañeros de la occisa no escucharon nada en la madrugada y fue hasta en la mañana que se dirigían hacia el trabajo que notaron que la joven Sherill no salía de su cuarto y no respondía teniendo que forzar la puerta y encontrando ya sin vida a la occisa”.

Sin embargo, las investigaciones apuntan que es ilógico que si la agente tenía un disparo en la cabeza “nadie escuchara nada”.

La fuente de Medicina Forense indicó que: “En ese caso, hay algunas incongruencias que se están viendo reflejadas en la autopsia, hay algunas cosas ambiguas. Se manejó que fue un suicidio, pero hay fuertes indicios de que eso no habría sido así”.

La fuente especialista añadió que: “Las incongruencias comienzas porque el levantamiento se hizo mal, quienes lo hicieron nunca habían realizado un procedimiento de ese tipo. Lo hicieron de forma apresurada”.

En cuanto al disparo que la agente Sherill Yubissa Hernández Mancía tiene en la cabeza, indicaron que: “Sí hay una herida que es por arma de fuego, pero habrá que determinar si ella se lo hizo o se lo hicieron”.

Rarezas

Según aseguró la fuente de Medicina Forense, es muy pronto incluso para determinar si la verdadera causa de la muerte fue el disparo que tiene en la cabeza la destacada agente de la Atic.

“Incluso, todavía no se descarta que pudo morir por asfixia. El asesinato no se ha descartado”, aseguró.

El personal forense describió algunas cosas que parecen sospechosas halladas en la escena donde fue hallada Sherill.

“Otro detalle que no concuerda es que la occisa destruyó el celular y lo metió en un vaso de agua”, detallaron.

El personal forense insistió en que la escena se vio alterada, pues se realizó el levantamiento sin seguir los protocolos establecidos para estos casos.

“La escena está mal procesada, porque quienes lo hicieron nunca habían hecho ese procedimiento. Ellos debieron esperan que llegaran más agentes de otras dependencias”, denunciaron en Medicina Forense.

La fuente agregó que: “La autopsia será especialmente minuciosa por lo extraño del caso y se deben ver varias hipótesis”.

El cadáver de la agente Sherill fue llevado ayer a las instalaciones de Medicina Forense en San Pedro Sula, para realizar la autopsia que ayude a esclarecer lo sucedido en esta misteriosa muerte.