Más noticias

Conmoción por crimen y violación de niña de 13 años en Copán

Andrea Valeska López Murcia salió el domingo a visitar a su madrina, pero ayer fue encontrada muerta en una zacatera.

La víctima fue identificada por sus parientes como Andrea Valeska López Murcia.
La víctima fue identificada por sus parientes como Andrea Valeska López Murcia.

Copán, Honduras

Con signos de haber sido ultrajada sexualmente, en medio de una zacatera que ardía en llamas, fue encontrado el cadáver de una niña de 13 años.

La víctima fue identificada por sus parientes como Andrea Valeska López Murcia, quien desapareció el domingo del barrio Las Cidras.

El relato de los parientes indica que la adolescente salió de su vivienda el domingo a eso de las 5:00 pm a visitar a su madrina por el Día de la Madre.

La menor solo debía caminar unos cuantos metros desde su vivienda hasta la casa de su madrina, pero para acortar la distancia utilizó un camino en medio de un área boscosa y solitaria.

Allegados dijeron que debido a que la niña nunca llegó a su destino y tampoco regresó a su casa se organizaron en grupos y comenzaron a buscarla desde la noche del domingo; pero fue durante la tarde de ayer cuando elementos del Cuerpo de Bomberos y de la Unidad Municipal Ambiental que llegaron al lugar para apagar un incendio de zacatera en una hondonada que encontraron desnudo el cuerpo de Andrea Valeska, por lo que reportaron el hallazgo a las autoridades policiales.

Se estableció que la niña tenía quemaduras en el 70% del cuerpo, sobre todo en la cara, brazos y pecho.

"Esto es muy triste, nunca había ocurrido en este lugar, sentimos como si fuera pariente nuestra, porque a Andreíta todos la conocíamos porque era una niña muy dinámica y siempre le ayudaba a la mamá", contó doña Magdalena Flores, vecina del barrio Las Cidras.

Familiares contaron que Andrea López cursó hasta sexto grado el año pasado, pero debido a la situación económica de la madre, quien es soltera y se dedica a lavar ajeno, la menor no pudo ingresar en el colegio este año.

El cuerpo de la niña fue enviado a la morgue de San Pedro Sula, adonde se le practicará una autopsia que ayude a esclarecer el crimen contra la menor.