Más noticias

A prisión nueve supuestos testaferros de Los Cachiros

Los apresaron en la operación Apolo y les aseguraron 58 propiedades en Tocoa, Omoa, SPS, Tegucigalpa y en el sur.

VER MÁS FOTOS
Los detenidos en la operación Apolo la semana pasada, fueron a audiencia inicial ayer. Cinco acusados de lavado de activos y cuatro de testaferrato.
Los detenidos en la operación Apolo la semana pasada, fueron a audiencia inicial ayer. Cinco acusados de lavado de activos y cuatro de testaferrato.

San Pedro Sula, Honduras.

Detención judicial decretó un juez con jurisdicción nacional en contra de nueve supuestos socios de los hermanos Rivera Maradiaga, acusados de delitos de testaferrato, lavado de activos y asociación ilícita.

Ayer, los nueve acusados comparecieron a la audiencia inicial, donde la Fiscalía presentó los cargos contra cada uno de ellos y luego el juez decidió enviarlos a prisión.

El viernes nueve de marzo, los acusados volverán a comparecer ante el juez para la audiencia inicial y ahí la Fiscalía presentará las pruebas.

Los imputados José Ignacio Maradiaga López, Efraín de Jesús Maradiaga Turcios, Ewins Yamil Varela Santos, Yuri Stefany Rivera Hernández, Dina Heredia Funez Lassier, Johny Hilson Varela Santos y Nixon Yadir Manzanares Murillo fueron apresados en la operación Apolo.

Según la acusación de la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado, los acusados forman parte del brazo financiero de la organización criminal dirigida por los hermanos Rivera Maradiaga, que dirigían el cartel Los Cachiros.

Ayer, los fiscales y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) comenzaron el traspaso de 58 propiedades de los acusados a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi).

En total aseguraron 16 casas y 17 sociedades mercantiles en Tocoa, un hotel en La Ceiba, cuatro casas en San Pedro Sula, una hacienda, una gasolinera y una casa de playa en Omoa.

También pasaron a la Oabi once residencias en Tegucigalpa, dos empresas en la zona sur y tres sociedades mercantiles y una casa en Santa Cruz de Yojoa.

Asimismo, los fiscales con las pruebas que tienen afirman que demostrarán que los bienes asegurados fueron pasados a manos de testaferros de Los Cachiros. De igual forma, expresan que algunas de las sociedades mercantiles formadas por estas personas llegaron a participar en licitaciones con el Gobierno para la construcción de viviendas.

Entre los acusados también hay familiares de los hermanos Rivera Maradiaga, quienes son dueños de gran cantidad de propiedades.

Para el caso, José Ignacio Maradiaga López es tío de los hermanos Rivera Maradiaga, fue capturado en Tocoa y está acusado de testaferrato.

A Efraín de Jesús Maradiaga, quien es primo de Los Cachiros, le confiscaron bienes y también le imputan el mismo delito.

En la colonia Lomas del Guijarro, en Tegucigalpa, le aseguraron una vivienda propiedad de Lizzette Salgado y Francisco Mejía (prófugo), quien también es dueño de otros bienes.