Más noticias

Pastor de Santa Rosa de Copán muere cuando estaba danzando en culto

Miembros de la iglesia de Gustavo Adolfo Ávila dicen que murió de un paro cardiaco.

El cadáver del pastor Gustavo Adolfo Ávila fue reconocido por las autoridades competentes a las 2:00 pm.
El cadáver del pastor Gustavo Adolfo Ávila fue reconocido por las autoridades competentes a las 2:00 pm.

San Pedro Sula, Honduras.

El pastor evangélico Gustavo Adolfo Ávila Martínez (de 58 años) murió ayer repentinamente cuando lleno de júbilo danzaba en un culto que estaban celebrando en el Instituto Bíblico de Asambleas de Dios, situado en la colonia Altiplano, en San Pedro Sula.

La muerte de Ávila ocurrió a las 11:50 am, según lo relatado por sus hermanos de la iglesia que participaban en el culto.

El acto en el que participaba el pastor era la 78 Reunión Anual de la Conferencia Evangélica Asambleas de Dios.

Los compañeros de culto de Ávila dijeron que estaba danzando en la reunión de la convención del ministerio de alabanza y de presto cayó al suelo.

Relataron que el pastor caminó hacia una de las salidas del salón donde se desarrollaba el acto y se desplomó.

Varios de los asistentes al culto socorrieron a Gustavo Ávila, pero no le pudieron salvar la vida.

Manifestaron que lo más probable es que el pastor se sintió mal y en su agonía buscó salir del auditorio para inhalar aire o buscar agua.

“Creemos que murió del corazón porque todavía no hay un dictamen de las autoridades forenses. Él (Ávila) estaba danzando en la reunión que teníamos en la convención en el ministerio de alabanza y se encaminó a la salida del salón y de presto cayó”, manifestaron los hermanos de la congregación del ahora fallecido.

Expresaron que ellos creen que la muerte del pastor fue del corazón.

Indicaron que Ávila dirigía una iglesia de Asambleas de Dios en Santa Rosa de Copán.

Recordaron que el guía espiritual tenía más de 30 años de pastorear iglesias de las Asambleas de Dios.

“Ávila pastoreó muchas iglesias en Honduras de las Asambleas de Dios y en cada una de ellas dejó un gran legado. “Era un hombre de bien, humilde y que hizo una gran labor en el evangelio”, expresaron.

José Alberto Ávila, primo hermano del fallecido, dijo que Gustavo estaba danzando y de repente cayó al suelo y “le dimos los primeros auxilios, pero siempre murió posiblemente de un ataque al corazón”.

Ávila expresó que su primo era un hombre que no padecía de ninguna enfermedad y agregó que tenía muchos años de pastorear en la iglesia de Santa Rosa de Copán.

Dijo que su primo era muy querido en Santa Rosa de Copán adonde hizo un gran trabajo en esa ciudad y lugares aledaños con la iglesia que dirigía. Muchos de los presentes en la reunión expresaron su pesar por la muerte del pastor Gustavo Adolfo Ávila, a quien describieron como un hombre entregado a la obra de Dios, que hizo un gran trabajo en los años que fue miembro de las Asambleas de Dios.