Más noticias

En pleno culto matan a hombre dentro de una iglesia en San Pedro Sula

La víctima es Néstor Emilio Gómez (29), atacado en una iglesia de la colonia Sandoval Sorto.

Néstor Gómez era diácono en su iglesia.
Néstor Gómez era diácono en su iglesia.

San Pedro Sula, Honduras.

Cuando cumplía con el día de servicio recibiendo a sus hermanos cristianos, a un diácono de la iglesia evangélica lo asesinó un sicario que ingresó a la casa de Dios y le disparó.

La víctima es Néstor Emilio Gómez (de 29 años de edad), quien tenía más de cuatro años de pertenecer al Ministerio Evangélico Casa de Israel, en la colonia Sandoval Sorto, del sector Satélite.

El hecho ocurrió este domingo a eso de las 6:00 pm, cuando hombres y mujeres se reunieron como de costumbre en la iglesia, sin imaginarse que alguien ingresaría al lugar para matar a uno de sus miembros más queridos.

Los cristianos quedaron alarmados cuando vieron al sujeto que llegó al lugar, sacó su arma y comenzó a disparar contra Gómez, quien, según ellos, era uno de los hombres más entregados a la iglesia.

iglesia2.7(1024x768)
El culto tuvo que ser cancelado.

Al poco tiempo del ataque, el líder cristiano aún estaba con vida, por ello lo trasladaron de emergencia a una clínica privada, donde por la gravedad de las heridas falleció.

Los miembros de la iglesia estaban alarmados porque nunca se imaginaron que los criminales no tuvieran respeto de Dios y sin ninguna compasión ingresaron a la humilde iglesia para cometer el crimen.

“La Policía llegó a esta iglesia, pero al ver que ya se habían llevado a Gómez se fueron del lugar y no les importó que nosotros quedáramos vulnerables en el lugar, por lo menos un agente policial tenían que dejar aquí para custodiar la iglesia”, expresó un cristiano que por seguridad omitió su nombre.

En el interior de la iglesia quedaron varios casquillos del arma con la que asesinaron al diácono, quien estaba casado y deja tres hijos pequeños, el último de apenas un año de nacido.

Los pobladores del lugar hicieron un llamado a las autoridades de la Secretaría de Seguridad, ya que a pesar de ser una colonia considerada violenta no miran patrullas que recorran la zona, por lo cual sujetos de otros lugares ingresan a cometer diferentes delitos y al ver que no respetan ni las iglesias se sienten más inseguros.

Autoridades de Medicina Forense, Ministerio Público y Dirección Policial de Investigaciones (DPI) llegaron a la clínica privada para hacer el levantamiento del cadáver y trasladarlo a la morgue.