Más noticias

Dolor por muerte de adolescente

Cristofer Antonio Gómez falleció en el Materno Infantil una semana después de recibir fuerte descarga eléctrica

Santos Gómez es consolada por una amiga.
Santos Gómez es consolada por una amiga.

Tegucigalpa, Honduras

Doña Santos Gómez se despidió de su hijo el viernes pasado en el hospital Materno Infantil adonde se encontraba interno. El pequeño le pidió que le llevara el uniforme de la Juventus.

Al siguiente día que la madre llegó, Cristofer Antonio Gómez estaba entubado.

“Me fui del hospital y lo dejé bien, hablamos sobre su salida porque ya estaba mejor, y el sábado que regresé en la mañana ya lo encontré entubado”, lamentó doña Santos.

Luego de estar 24 horas inconsciente, ayer a eso de las 7:00 am el adolescente expiró.

Cristofer Antonio sufrió un accidente en su casa de habitación en la colonia José Trinidad Cabañas, el domingo 9 de julio, mientras jugaba con uno de sus amigos.

“Corrían por la casa, se tiraban agua, pero siempre estaba pendiente de él, solo me descuidé cinco minutos y ocurrió el accidente”, recordó su madre.

En la segunda planta de la casa, trabajadores contratados por doña Santos estaban en labores de soldadura para montar el techo del segundo nivel. En el ir y venir de los niños, entre la primera y segunda planta del inmueble, en una de esas ocasiones Cristofer, que andaba descalzo, pisó uno de los cables de energía eléctrica que daba conexión a la máquina de soldar.

El impacto de la descarga eléctrica fue tan grande que el menor salió expulsado.

De inmediato fue llevado hasta el Materno Infantil para que recibiera la atención médica debida, la que recibió durante siete días.

Doña Santos Gómez con pesar se preguntaba si el debilitamiento misterioso de su pequeño se debió a alguna bacteria o virus dentro del centro hospitalario.

Sin embargo, esta hipótesis aún no ha sido confirmada; los médicos solo le dijeron que sus signos vitales estaban decayendo y nada más.

“Mi gordito estaba bien”, lamentó su madre.