Más noticias

Servir lleva a dirigir

Los padres son líderes llamados a servir a su familia, sociedad y nación; son llamados a cambiar la imagen, cuando cambia la imagen cambia los sentimientos, el comportamiento, las actitudes y el carácter; el servir siempre da un valor esencial. “ Y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos” Marcos 10:44. El valor de algo material es externo, pero el valor de alguien es interno; si usted tiene un ambiente de expectativa, está preparado para tener éxito; la base fundamental de un líder que dirige es el amor; el amor siempre desea dar, la codicia solo quiere recibir; el amor sirve a otros la codicia se sirve a sí misma; lo que importa para dirigir no es si sabemos o lo hablamos, es si lo vivimos.

Charles Capps dijo: “No practico lo que predico, sino que predico lo que practico”. Como líderes que saben dirigir muchos se basan su liderazgo unos en la suposición; pero este es el más bajo nivel de conocimiento; otros bajo el conocimiento que viene de los hechos; pero otros bajo las destrezas que es la capacidad de poner en acción el conocimiento aprendido en la vida diaria, escuela, universidad; pero cada líder que sirve a los demás muchas veces se ve limitado por su propio conocimiento en su mente, el valor de su propio carácter; y los principios sobre los cuales está edificando su propia vida. Cada vez que un líder sirve debe hacerlo con motivos puros y con voluntad. “Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu Padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Dios escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos” 1 Crónicas 28:9. El ingrediente fundamental al servicio que nos da el fundamento para dirigir es el amor. “Servíos por amor los unos a los otros”. Gálatas 5:13. Toda persona que sirve es el resultado de un corazón agradecido, no busca razones para hacer las cosas.