Más noticias

Fiesta de la democracia

El 10 de octubre, Taiwán celebra su Día Nacional, y en el discurso pronunciado por la presidenta Tsai Ing-wen ha prometido defender las libertades y la democracia, pese a las continuas presiones recibidas desde China.

El título oficial de Taiwán es República de China, pero se le denomina China Taipéi en los Juegos Olímpicos, el “Territorio Aduanero Distinto de Taiwán, Penghu, Kinmen y Matsu” en la OMC, entre otros.

El próximo 18 de octubre tendrá lugar el XIX Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh) y algunos expertos han advertido sobre inminentes conflictos por las posiciones opuestas en ambos lados del estrecho de Taiwán.

El Congreso sesiona cada cinco años en Beijing, y además de elaborar políticas, lleva a cabo la elección de su liderazgo principal. El aniversario de los 100 años del PCCh se celebrará en 2021.

La presidenta Tsai afirmó: “Nuestra buena voluntad no cambiará, nuestros compromisos no cambiarán, no volveremos al viejo camino de la confrontación y no cederemos ante la presión”.

Recordó que es necesario “usar todo nuestro poder para defender los valores democráticos y de libertad de Taiwán y el estilo de vida del pueblo taiwanés”, obtenidos a través del esfuerzo de toda la nación.

Con ese propósito como comandante en jefe ha tomado completamente la responsabilidad de una reforma militar, que incluye “estar más preparados para las crecientes amenazas en ciberseguridad y espionaje, y ser más capaces de proteger nuestra infraestructura crítica”.

No importa cómo se le llame por las presiones de China, Taiwán es un país que ha ganado un lugar privilegiado en la comunidad internacional, un faro para las libertades y el “doble diez” de una fiesta de la democracia.

Máster en Relaciones Internacionales y en Estudios Asiáticos.