Más noticias

Vídeo: Unos 1,200 muertos deja paso de tifón Haiyan en Filipinas

El desastre natural podría ser uno de los más fuertes registrados en el planeta anunció la Cruz Roja filipina.

El paso del tifón Haiyan en Filipinas ha dejado unos 1,200 muertos informó la Cruz Roja local.
Tacloban, Filipinas.  Unas 1,200 personas murieron probablemente en la ciudad de Palo y sus alrededores el sábado a causa del tifón Haiyan que azotó el centro de Filipinas, informó a AFP la Cruz Roja filipina.  "Creo que centenares" de personas murieron, dijo el ministro de Energía, Jericho Petilla, cuando se le preguntó sobre el número de muertos en esa ciudad costera.  Palo y Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la isla del mismo nombre, figuran entre las ciudades más castigadas por el super tifón Haiyan, que arrasó el sábado el centro del archipiélago.  Haiyan se convirtió en el tifón más fuerte del año y en uno de los más intensos que jamás tocó tierra, afectando una zona poblada por más de cuatro millones de personas.  Haiyan llegará el domingo a las costas de Vietnam, donde las autoridades comenzaron a evacuar a unas 100.000 personas en las provincias de Danang y Quang Ngai (centro).  Un primer balance daba cuenta de más de 100 muertos en Tacloban, la capital de Letyte, de 220.000 habitantes.  El ministro de Energía, oriundo de la región, enviado especial del presidente Benigno Aquino, sobrevoló la zona en helicóptero.  "Palo, Ormoc, Burauen, Carigara. En todos lados se ve lo mismo. Casas sin techo y árboles desarraigados", dijo Jericho Petilla en declaraciones a la televisión.  "El mayor número de víctimas se encuentra seguramente en Palo", 10 km al sur de Tacloban, agregó.  Un periodista de la cadena de televisión local dijo que había contado 30 muertos en Palo, 20 de ellos apilados en una iglesia.  Zonas enteras de Tacloban fueron arrasadas, comprobó por su lado un fotógrafo de la AFP.  El ejército comenzó a fletar este sábado por la mañana aviones C-130 cargados de suministros de socorro hacia Tacloban.  Andrews dijo que el gran oleaje que provocó Haiyan fue una de las principales causas de las muertes ya que el aeropuerto y las zonas que lo rodean se encuentran en la costa.  "Tenemos informaciones de edificios hundidos, casas derrumbadas en el suelo, oleajes por la tormenta y desprendimientos de tierra", dijo a la AFP la responsable de la Cruz Roja de Filipinas, Gwendolyn Pang.  "Pero realmente no sabemos, no podemos decir cuál es el daño (...) Esperemos que hoy podamos tener una idea mejor de los efectos del super tifón".  El gobierno, el ejército y la Cruz Roja informaron de que una de sus prioridades es intentar restablecer la comunicación o llegar hasta las localidades de Leyte y Samar.  Unos 15.000 soldados fueron desplegados en las zonas afectadas, informó a la AFP el teniente coronel Ramón Zagala, portavoz militar.  Zagala indicó que helicópteros estaban transportando a miembros de los equipos de rescate a las áreas prioritarias y las unidades de infantería desplegadas en las zonas afectadas también se están moviendo a pie o en camiones militares.  Por otro lado, Pang indicó que todavía nadie había logrado contactar con Guiuan, una ciudad de pescadores de unos 40.000 habitantes en la isla de Samar que fue la primera en ser golpeada por Haiyan.  Pang también mostró su preocupación por los habitantes de la provincia de Capiz, a unos 200 km al oeste de Tacloban, donde la mayoría de las infraestructuras y muchas casas fueron destruidas.  El viernes, las autoridades se mostraron confiadas ante la perspectiva de que se registraran pocas víctimas mortales aludiendo a dos días de preparación dirigidos por el presidente, Benigno Aquino.  Cerca de 800.000 personas en las zonas más vulnerables fueron evacuadas y se ordenó que miles de barcos en todo el archipiélago permanecieran en los puertos. Cientos de vuelos fueron cancelados.  "Estamos muy preocupados por la situación allí", dijo a los periodistas Rene Almendras, secretario del gabinete de Aquino, al ser preguntado por la situación en Tacloban.

Tacloban, Filipinas.

Unas 1,200 personas murieron probablemente en la ciudad de Palo y sus alrededores el sábado a causa del tifón Haiyan que azotó el centro de Filipinas, informó a AFP la Cruz Roja filipina.

"Creo que centenares" de personas murieron, dijo el ministro de Energía, Jericho Petilla, cuando se le preguntó sobre el número de muertos en esa ciudad costera.

Palo y Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la isla del mismo nombre, figuran entre las ciudades más castigadas por el super tifón Haiyan, que arrasó el sábado el centro del archipiélago.

Haiyan se convirtió en el tifón más fuerte del año y en uno de los más intensos que jamás tocó tierra, afectando una zona poblada por más de cuatro millones de personas.

Haiyan llegará el domingo a las costas de Vietnam, donde las autoridades comenzaron a evacuar a unas 100.000 personas en las provincias de Danang y Quang Ngai (centro).

Un primer balance daba cuenta de más de 100 muertos en Tacloban, la capital de Letyte, de 220.000 habitantes.

El ministro de Energía, oriundo de la región, enviado especial del presidente Benigno Aquino, sobrevoló la zona en helicóptero.

"Palo, Ormoc, Burauen, Carigara. En todos lados se ve lo mismo. Casas sin techo y árboles desarraigados", dijo Jericho Petilla en declaraciones a la televisión.

"El mayor número de víctimas se encuentra seguramente en Palo", 10 km al sur de Tacloban, agregó.

Un periodista de la cadena de televisión local dijo que había contado 30 muertos en Palo, 20 de ellos apilados en una iglesia.

Zonas enteras de Tacloban fueron arrasadas, comprobó por su lado un fotógrafo de la AFP.

El ejército comenzó a fletar este sábado por la mañana aviones C-130 cargados de suministros de socorro hacia Tacloban.

Andrews dijo que el gran oleaje que provocó Haiyan fue una de las principales causas de las muertes ya que el aeropuerto y las zonas que lo rodean se encuentran en la costa.

"Tenemos informaciones de edificios hundidos, casas derrumbadas en el suelo, oleajes por la tormenta y desprendimientos de tierra", dijo a la AFP la responsable de la Cruz Roja de Filipinas, Gwendolyn Pang.

"Pero realmente no sabemos, no podemos decir cuál es el daño (...) Esperemos que hoy podamos tener una idea mejor de los efectos del super tifón".

El gobierno, el ejército y la Cruz Roja informaron de que una de sus prioridades es intentar restablecer la comunicación o llegar hasta las localidades de Leyte y Samar.

Unos 15.000 soldados fueron desplegados en las zonas afectadas, informó a la AFP el teniente coronel Ramón Zagala, portavoz militar.

Zagala indicó que helicópteros estaban transportando a miembros de los equipos de rescate a las áreas prioritarias y las unidades de infantería desplegadas en las zonas afectadas también se están moviendo a pie o en camiones militares.

Por otro lado, Pang indicó que todavía nadie había logrado contactar con Guiuan, una ciudad de pescadores de unos 40.000 habitantes en la isla de Samar que fue la primera en ser golpeada por Haiyan.

Pang también mostró su preocupación por los habitantes de la provincia de Capiz, a unos 200 km al oeste de Tacloban, donde la mayoría de las infraestructuras y muchas casas fueron destruidas.

El viernes, las autoridades se mostraron confiadas ante la perspectiva de que se registraran pocas víctimas mortales aludiendo a dos días de preparación dirigidos por el presidente, Benigno Aquino.

Cerca de 800.000 personas en las zonas más vulnerables fueron evacuadas y se ordenó que miles de barcos en todo el archipiélago permanecieran en los puertos. Cientos de vuelos fueron cancelados.

"Estamos muy preocupados por la situación allí", dijo a los periodistas Rene Almendras, secretario del gabinete de Aquino, al ser preguntado por la situación en Tacloban.

Asia,Tifón en Filipinas,Desastres Naturales,Filipinas,Tifón,Tifón Haiyan,PERSONAS,PALO,FUERON,AFP,LOS,DIJO,HAIYAN,DEL,TACLOBAN,LAS,