Más noticias

Conoce las predicciones de tres videntes para este 2018

Según estas predicciones el 2018 viene cargados de fuertes eventos relacionados a la política internacional y el cambio climático.

Según Mhoni Vidente, Walter Mercado y Baba Vanga, esto depara el 2018.
Según Mhoni Vidente, Walter Mercado y Baba Vanga, esto depara el 2018.

Redacción.

El año nuevo representa oportunidades y sorpresas por venir, pero no todos se sienten cómodos desconociendo el futuro que se avecina, así que recopilamos las predicciones de tres videntes famosos para este 2018.

Esto es lo que depara el destino en este nuevo año según Mhoni Vidente, Walter Mercado y Baba Vanga.

- Mhoni Vidente -

La guerra entre el bien y el mal se va a hacer presente este año. Habrá dos asesinatos de presidentes en América, uno por golpe de Estado y otro por un atentado.

Además al ser un año completamente de agua, vaticinó tsunamis, ciclones y volcanes que “limpiarán las energías negativas”.

- Walter Mercado -

Habrá una posible guerra entre Corea del Norte y Estados Unidos por los roces de Donald Trump y Kim Jong Un.

Adelantó que la madre naturaleza nos está educando por lo que habrá tsunamis y terremotos.

Ataques terroristas seguirán horrorizando al mundo pero será un año de la hermandad y fraternidad.

- Baba Vanga -

Angelina Pandeva Dimitrova, mejor conocida como Baba Vanga, asegura que Estados Unidos entrará en una crisis económica que le permitirá a China convertirse en la nueva "superpotencia".

Así mismo, afirma que el próximo año la ciencia tendrá un avance al descubrir una nueva forma de energía en Venus.

Pese a que la vidente murió en el año 1996 a causa de cáncer de mama, sus predicciones en los años posteriores se han cumplido, uno de ellas es la destrucción de las torres gemelas y el surgimiento de ISIS.

Según Baba Vanga el fin del mundo llegaría en el año 3797 y el hombre será el único culpable de su destrucción.

Baba Vanga también es conocida como la "Nostradamus de los Balcanes" por sus escalofriantes predicciones

Aunque algunas de estas predicciones arriba mencionadas podrían llegar a cumplirse, no hay que olvidar que el destino pone las cartas, pero somos nosotros quienes las jugamos.