Más noticias

Argentina, Brasil y Paraguay buscan separar a Venezuela de Mercosur

Los socios del bloque no están dispuestos a ceder la presidencia del bloque a Nicolás Maduro.

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, Brasil, Michel Temer y Paraguay, Horacio Cartes, se reunieron en Río para destronar a Maduro de la presidencia del bloque.
Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, Brasil, Michel Temer y Paraguay, Horacio Cartes, se reunieron en Río para destronar a Maduro de la presidencia del bloque.

Caracas, Venezuela.

A la crisis política, social y económica que azota a Venezuela, el presidente Nicolás Maduro debe añadir ahora el rechazo de sus homólogos sudamericanos, a que Caracas ostente la presidencia del Mercosur.

Los presidentes de Brasil, Argentina y Paraguay se reunieron brevemente el pasado viernes en Río de Janeiro para discutir cómo evitarán que Venezuela asuma el liderazgo del bloque regional, informaron medios brasileños.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, y sus homólogos argentino, Mauricio Macri, y paraguayo, Horacio Cartes, debatieron la aprobación de un “downgrade” para Venezuela que le sacaría el poder de veto en el bloque.

La breve reunión fue realizada en el Palacio de Itamaraty en Río, al margen de una recepción ofrecida por Temer a 37 jefes de Estado y de Gobierno que horas después asistieron a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos en el estadio Maracaná.

“Es preciso esperar el día 12, fecha en la que Venezuela presente todos los requisitos necesarios. Los cancilleres van a conversar con los embajadores para verificar qué hacer. Hay una pequeña resistencia por parte de Uruguay”, dijo Temer al fin de la reunión.

Una opción a estudio es que Argentina asuma la presidencia del bloque. Otra es que la presidencia sea ejercida por un consejo de embajadores.

Desafío

La Cancillería venezolana, que ha hecho caso omiso al llamado de sus vecinos, izó en Caracas la bandera de Mercosur para simbolizar el inicio de su período en la presidencia rotativa del bloque.

Los gobiernos de Brasil, Paraguay y Argentina, que desconocen el mandato venezolano, cuestionan al Gobierno de Maduro por la situación política que atraviesa su país.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que lideró la delegación estadounidense en la apertura de Rio-2016, dijo que es necesario evitar “un desastre humanitario” en Venezuela.

“En vez de ver cómo se desarrolla un desastre humanitario, esperamos ver un compromiso democrático más fuerte y un cumplimiento urgente de las necesidades humanitarias del pueblo” venezolano, dijo Kerry.

El jefe de la diplomacia estadounidense destacó asimismo “la importancia de un referendo justo y oportuno (contra Maduro), la liberación de presos políticos y el respeto por el Estado de Derecho y por las libertades de expresión y reunión” en Venezuela.