Más noticias

"Lluvia de gemas" en Hawái tras explosión del volcán Kilauea

El volcán Kilauea generó más de 1 km de tierra nueva tras secar un lago en Hawái.

VER MÁS FOTOS
Los olivinos se forman a partir del contacto de las rocas volcánicas con el agua.
Los olivinos se forman a partir del contacto de las rocas volcánicas con el agua.

Washington, Estados Unidos.

Una "lluvia de gemas" sorprendió esta semana a los residentes de Hawái tras una nueva explosión del volcán Kilauea, el más grande del archipiélago, y que lleva más de un mes en constante erupción.

Varios hawaianos compartieron en redes sociales imágenes de pequeños cristales verdes, conocidos como olivinos, según explicó a medios locales la geóloga de la Universidad de Hawai-Hilo, Cheryl Gansecki.

Gansecki explicó que los cristales de olivino incrustados en el líquido de basalto pahoehoe (lava almibarada) son expulsados violentamente durante las erupciones del Kilauea en la lava que fluye hacia el océano, y es ahí cuando se forma la piedra.

Cuando la lava se enfría o entra en contacto con el agua, los cristales se convierten en peridoto, un olivino con calidad de gema.

"A menudo hay olivino en las rocas de todo Hawái", agregó Wendy Stovall, científica del US Geological Survey.

Además el mineral pueden separarlo completamente de la lava y sacar varias formas de rocas.

La lava del Kilauea también ha creado más de un kilómetro de tierra nueva tras evaporar el lago de agua dulce más grande del estado, informaron medios locales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó anoche de que el flujo del volcán sigue siendo muy activo y que no hay forma de saber cuándo terminará la erupción ni si se abrirán más respiraderos.

La lava, de rápido movimiento, se vertió en los vecindarios costeros de Hawái destruyendo cientos de hogares.

"La lava continúa entrando al océano a lo largo de un amplio frente en la Bahía Kapoho y en el área de Vacationland, y sigue arrastrándose hacia el norte de lo que queda de sus playas", dijo la geóloga del USGS, Janet Babb.

Vea: Destrucción en Hawái: Ríos de lava del Kilauea siguen devastando la Isla

Dependiendo del clima, las precipitaciones y otras variables, la vegetación nueva podría comenzar a crecer pronto, pero tomará mucho más tiempo que la tierra se haga fértil y se regenere la selva tropical que había en la zona.

No obstante, el paisaje que quedará cuando finalicen las erupciones, y se enfríe y endurezca la lava estará abrasado y lleno de fragmentos de roca volcánica. Con información de EFE.