Más noticias

Hijastra de Ortega alerta sobre "juego cruel" en Nicaragua

La mujer de 46 años tomó notoriedad hace unos 10 años al denunciar que durante su adolescencia fue víctima de violaciones por parte de Ortega.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, habla durante las conversaciones con los obispos católicos de Nicaragua y la oposición el 16 de mayo. Imagen EFE.
El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, habla durante las conversaciones con los obispos católicos de Nicaragua y la oposición el 16 de mayo. Imagen EFE.

Managua, Nicaragua.

La hijastra del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, Zoilamérica Ortega Murillo, alertó hoy sobre el "juego cruel" del matrimonio, de cara al diálogo nacional que tiene como objetivo solucionar la crisis que atraviesa el país, y que ha dejado entre 58 y 65 muertos en 29 días.

"¡Pero alerta! Yo ya viví ese juego cruel. La intención de crear un mundo paralelo, el mundo de la manipulación como habilidad patológica, ellos tienen un hambre atroz de legitimidad, están produciendo una obra de teatro para el cuerpo diplomático, la comunidad internacional y la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)", dijo Ortega Murillo, en sus redes sociales.

La advertencia de la hijastra fue emitida luego de que, durante la primera sesión del diálogo en la mañana de este miércoles, el presidente acusó a los estudiantes universitarios por las víctimas mortales, a lo que éstos le asaltaron continuamente la palabra, para exigir el cese de la represión armada y su renuncia.

Ortega insistió en sus acusaciones a pesar de que el obispo Abelardo Mata y el jurista y exministro de Educación Carlos Tünnerman, un exlíder estudiantil que se enfrentó a la dictadura de Somoza, lo responsabilizaron de forma directa por los asesinatos.

También lea: Trump se jacta de deportar a miles de "animales y criminales" de EEUU

La hijastra tomó notoriedad hace unos 10 años al denunciar públicamente que durante su adolescencia fue víctima de violaciones recurrentes por parte de su padrastro, y con la complicidad de su mamá, por lo que su relación con la vicepresidenta está rota.

Ortega y Murillo "volverán a jugar a las víctimas, ante el supuesto 'irrespeto' de los muchachos. Pretenderán sobreponer el estigma de los vándalos, a las palabras firmes y dignas de los chavalos. Quieren proyectarnos como los incitadores del caos y la Anarquía. Y en ese escenario, van a imponer la idea de que solo ellos pueden salvar Nicaragua", insistió.

"Señores de la comunidad internacional: En Nicaragua desde hace rato existe un caos absoluto desde que se desmanteló la institucionalidad y el Estado de Derecho", resaltó Ortega Murillo.

El diálogo nacional será retomado el próximo viernes, entre el Gobierno, el sector privado, estudiantes y sociedad civil nicaragüense.

Nicaragua espera que dicho diálogo ponga fin a una crisis causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que ha cobrado entre 58 y 65 muertes en 29 días.