Más noticias

EEUU estrenó en ataque a Siria un misil invisible

El JASSM-ER tiene un alcance de más de 1.000 kilómetros y es casi imposible de detectar por los radares más sofisticados.

Washington, Estados Unidos.

El presidente estadounidense Donald Trump concretó el pasado viernes por la noche su amenaza de atacar a Siria con misiles "bonitos, nuevos e inteligentes".

El Departamento de Defensa de EEUU confirmó que las fuerzas estadounidenses emplearon 57 misiles Tomahawk en el bombardeo coordinado con Francia y Reino Unido y agregó que estrenaron 19 misiles de crucero tipo JASSM-ER durante el ataque.

Este modelo, bautizado por la prensa estadounidense como el misil invisible, se guía por satélite y, también, por un programa que hace que el proyectil sea capaz de 'reconocer' su trayectoria y si es necesario, corrija el rumbo. Su fuselaje sigiloso hace que sea extremadamente difícil de detectar por los radares enemigos.

Los JASSM-ER son fabricados por una de las mayores empresas de armamento del mundo, Lockheed Martin, a un costo de 1,4 millones de dólares por unidad.

Lea más: Trump advierte que tiene sus armas cargadas contra Siria

Son misiles aire-tierra, furtivos, con un alcance de hasta 925 kilómetros, y un peso de 2,000 libras. Tienen además alta precisión en la destrucción de objetivos durante las operaciones diurnas y nocturnas.

En Damasco, los misiles invisibles fueron lanzados desde los bombarderos B-1B Lancer.

Las Fuerzas Armadas de EEUU compraron más de 2.000 de estos proyectiles en un programa con un presupuesto de 4.600 millones de dólares.