Más noticias

Trump sugiere que el muro se pagaría con fondos destinados a inmigrantes

El magnate inspeccionó los prototipos del muro construidos en San Diego, California, y afirmó que quiere uno en que pueda ver del otro lado.

VER MÁS FOTOS
El magnate estadounidense supervisó los 8 prototipos para el muro construidos en San Diego.//AFP.
El magnate estadounidense supervisó los 8 prototipos para el muro construidos en San Diego.//AFP.

Washington, Estados Unidos.

Tras su llegada a California, donde inspeccionó los ocho prototipos del muro que pretende construir en la frontera con México, Donald Trump citó un estudio de un centro de pensamiento ultraconservador que afirma que su proyecto se puede costear "por sí solo" mediante la reducción de las tasas de criminalidad y de los niveles de inmigración.

Trump se refirió a ese estudio en un comentario por Twitter mientras viajaba por primera vez a la frontera con México, una visita destinada a evaluar los prototipos de su polémico muro.

"De acuerdo con el Centro de Estudios de Inmigración, los 18.000 millones de dólares para el muro se pagarán por sí mismos mediante la reducción de la importación de crimen, drogas e inmigrantes ilegales que suelen aprovecharse de los subsidios de desempleo", escribió Trump.



El mandatario citó un artículo de la cadena conservadora Fox, que asegura que "el costo" de la inmigración ilegal excede con creces el de la construcción del muro, puesto que los inmigrantes que llegan a EEUU tienen "niveles modestos de educación" y, por tanto, dependen en gran medida de los subsidios del Gobierno para sobrevivir, según el estudio.

De esa forma, el centro afirma que la construcción del muro se financiara con el dinero que el Estado ahorrará en inmigrantes y en recursos para combatir el crimen.

Lea más: Así burlan los inmigrantes el muro en la frontera de EEUU

"Para la gente que dice que no quiere un muro, si no tuviéramos muros aquí, ni siquiera tendríamos un país, ni un país", dijo Trump en una breve conferencia de prensa junto a los agentes fronterizos en Otay Mesa.

Al ser cuestionado sobre su preferencia entre los ocho prototipos construidos señaló que sería uno desde el que se pudiera ver del otro lado. "Necesitas saber qué hay en el otro lado del muro... puedes estar a dos pies de un cartel criminal y no saberlo", explicó.

"Sin un muro, habría caos, me imagino", agregó.

La primera visita como presidente de Estados Unidos a California, bastión demócrata de la costa oeste, se produce en un momento de alta tensión entre su gobierno republicano y el estado más populoso del país, especialmente en asuntos migratorios, medioambiente y control de armas.