Más noticias

Dominicana confiesa que mató a Gabriel Cruz con un hacha y lo asfixió

Ana Julia Quezada confesó a las autoridades españolas que fue ella quien mató a Gabriel, tras ser detenida con el cadáver del niño en su auto.

VER MÁS FOTOS
Quezada confesó que mató a Gabriel Cruz con un golpe de hacha y asfixiándolo.
Quezada confesó que mató a Gabriel Cruz con un golpe de hacha y asfixiándolo.

Madrid, España.

La dominicana Ana Julia Quezada confesó hoy a las fuerzas de seguridad españolas que fue ella quien mató al niño de ocho años Gabriel Cruz, que había desaparecido el 27 de febrero en una localidad del sureste de España.

Quezada, de 44 años y que fue detenida el domingo pasado como presunta autora de la muerte, declaró durante casi dos horas en la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad de Almería.

Al término de la declaración, su abogada Beatriz Gámez, aseguró que su defendida está "colaborando" con los agentes de la investigación.

La autopsia realizada al cadáver del niño desveló que murió estrangulado el mismo día de la desaparición, según fuentes de la investigación.

El cuerpo fue encontrado el domingo por la Guardia Civil en el maletero de un automóvil que conducía la mujer.

Quezada era pareja del padre del niño en el momento de los hechos y colaboraba estrechamente con el resto de la familia para su localización.

El pequeño desapareció tras salir de casa de su abuela para dirigirse a la de unos familiares, situada a escasos metros, en la comarca de Las Hortichuelas, en Níjar (Almería, sur de España).

Según el diario español 'La Vanguardia', Quezada detalló entre sollozos detalles del crimen del pequeño.

Contó que la tarde del asesinato salió de la casa después de Gabriel, se lo encontró y le dijo que le acompañara a la finca de Rodalquilar. Una vez allí, según sus palabras, discutieron, le dio un golpe y el niño perdió el conocimiento.

"Le dio un mal golpe en la cabeza con la punta roma de un hacha y luego lo asfixió (...) ella se asustó y lo mató obstruyendo la respiración. Después le desnudó, arrojó su ropa en un contenedor lejano y enterró el cuerpo del niño en una fosa que cavó esa misma tarde junto al pozo", según explicó la abogada de Quezada.

Vea: La actuación con que la madrastra de Gabriel intentó burlar a la policía

La detenida era objetivo de la investigación policial desde que el pasado sábado 3 de marzo avisó a los agentes de haber descubierto, supuestamente, una camiseta blanca que contenía restos del ADN de Gabriel, en una zona que ya había