Más noticias

Tras enojo de Trump sobre inmigración, Congreso busca evitar cierre fiscal 

El magnate llama a cerrar el Gobierno si su plan migratorio no es aprobado por el Congreso.

Trump no ocultó su enojo por la negativa del Congreso para aprobar su plan migratorio. //AFP.
Trump no ocultó su enojo por la negativa del Congreso para aprobar su plan migratorio. //AFP.

Washington, Estados Unidos.

Legisladores oficialistas y opositores de Estados Unidos dijeron el martes estar cerca de un acuerdo para evitar una nueva crisis fiscal, aunque el presidente Donald Trump pidió un "cierre" del gobierno federal de no cumplirse sus demandas en materia de inmigración.

En el Congreso, la posibilidad de una nueva parálisis del Estado federal por falta de fondos la medianoche del jueves, cuando vence la última ley de financiamiento temporal del gobierno, era lejana.



"Soy optimista", dijo el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell.

"Estamos más cerca que nunca de un acuerdo", señaló por su parte el principal senador demócrata, Chuck Schumer.

El inminente acuerdo elevaría los gastos de defensa y de otros rubros como educación y salud más allá de los topes de una ley de 2011, allanando el camino para que los legisladores aprueben rápidamente una ley de gasto temporal antes de que el gobierno se quede sin dinero.

La Cámara baja votó un proyecto para extender el presupuesto por seis semanas.

Pero el sensible tema de la inmigración, que provocó el cierre del gobierno federal por tres días en enero, sigue sobre el tapete.

Los legisladores parecían cada vez más pesimistas sobre las perspectivas de lograr un consenso sobre la propuesta de Trump para regularizar a 1,8 millones de indocumentados llegados de niños a Estados Unidos, conocidos como "dreamers" (soñadores).

"Cerremos" si es necesario

Trump pareció perder la paciencia con respecto a un Congreso estancado desde hace meses sobre la reforma migratoria.

"Me encantaría ver un cierre si no solucionamos esto", dijo Trump, durante un panel en la Casa Blanca sobre seguridad fronteriza y la pandilla MS-13, nacida en California pero de origen salvadoreño, a la que el mandatario culpabiliza del aumento de la violencia en Estados Unidos.

"Si tenemos que cerrar (el gobierno) porque los demócratas están en contra de la seguridad ... cerremos", dijo Trump.

Lea más: Trump ordena identificar a inmigrantes "peligrosos"

En el Senado cobraba fuerza el martes la idea de simplemente prorrogar por uno o dos años el estatuto temporal del DACA.

"Me estoy volviendo cada vez más pesimista", dijo el senador republicano Lindsey Graham sobre la perspectiva de aprobar el plan de Trump. "No creo que vayamos a hacer mucho más allá de algo como (...) extender el DACA por un año o dos, y un poco de seguridad fronteriza", agregó.