Más noticias

Nicolás Maduro, aferrado a la sombra del fantasma de Chávez

De joven fue roquero, pero pronto incursionó en política y ascendió de la mano del expresidente.

Nicolás Maduro siempre tiene presente la figura de Hugo Chávez, a quien llama su “padre político”.
Nicolás Maduro siempre tiene presente la figura de Hugo Chávez, a quien llama su “padre político”.

Caracas, Venezuela.

Casi cinco años han pasado desde que falleció Hugo Chávez, y su pupilo, Nicolás Maduro Moros, quien “heredó” de él la presidencia de Venezuela, todavía vive aferrado a la sombra del fantasma de Chávez.

El país sudamericano vive una profunda crisis y cada vez son más los venezolanos que señalan que la llamada “revolución bolivariana” y lo “poco de bueno que tuvo” murió con el “Comandante”.

En sus discursos e incluso en sus visitas a otros países, no es extraño que Maduro aún mencione a “su padre político”, lo cual algunos analistas califican como “una estrategia para mantener cierta aceptación, ya que sabe que jamás ha tenido el respaldo que en su momento logró Chávez”.

La oposición y críticos de Maduro lo señalan como un hombre “autoritario, poco tolerante y hasta inseguro”, pues afirman que sabe que “no tiene el mismo liderazgo que Chávez” y por eso insiste en “revivirlo” en sus discursos.

Sin embargo, en palabras del propio Maduro, se describe como “un hombre cristiano, humanista, primer presidente chavista y obrero”.

Apenas un 23% de la población aprueba la gestión de Maduro y según encuestas, un 61% de los venezolanos consideran que “viven en una dictadura”.

Del rock a la política

Nicolás Maduro Moros nació el 23 de noviembre de 1962 en Caracas, donde creció y estudió. De adolescente fue rockero, llegando incluso a estar en la banda “Enigma”.

Trabajó como motorista en la empresa de transporte Metro de Caracas, donde escaló hasta ser integrante de la Junta Directiva y líder sindical.

En su militancia socialista Maduro conoció a Cilia Flores, abogada voluntaria de Hugo Chávez que estaba en prisión. Ella fue defensora de los presos que habían acompañado la causa de Chávez.

Maduro se casó con Cilia Flores y continúan siendo esposos hasta ahora.

Se unió al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) y fue activista por la libertad de Chávez cuando este estaba preso por haber participado en la insurrección militar de 1992.

En ese entonces, Maduro se reunía en secreto con grupos que apoyaban la revolución.

Fundó la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT).

Fue miembro fundador del Movimiento Quinta República (MVR).

Luego fue coordinador del equipo Parlamentario del Bloque del Cambio en la Asamblea Nacional y diputado al Congreso de Venezuela del 23 de enero al 15 de diciembre de 1999. Maduro integró la Asamblea Nacional Constituyente entre agosto de 1999 y enero del 2000.

Fue electo diputado principal para el periodo 2000-2005.

Estuvo en la Asamblea Nacional del 2000 al 2006.

En agosto de 2006 lo nombraron Ministro de Relaciones Exteriores hasta el 10 de octubre de 2012, que fue nombrado vicepresidente de Venezuela y se volvió “el hombre más cercano a Chávez”, quien ya tenía cáncer.

Por su precario estado de salud que lo obligaba a operarse otra vez, el 8 de diciembre de 2012, en su último discurso público, el entonces presidente Chávez dijo en cadena nacional de radio y televisión, que su “opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total es que elija a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

Chávez murió el 5 de marzo de 2013 y Maduro, que era vicepresidente asumió la presidencia.

El Consejo Nacional Electoral llamó a elecciones presidenciales y según el Tribunal Electoral, el 14 de abril de ese año Maduro fue electo para el periodo de 2013 a 2019. Este año, buscará la reelección.