Más noticias

Recrudecen saqueos por escasez de alimentos en Venezueal

Los supermercados permanecen militarizados tras la orden del Gobierno de reducir los precios en al menos 26 cadenas

Los militares custodian los principales supermercados de Caracas tras los saqueos del fin de semana. afp
Los militares custodian los principales supermercados de Caracas tras los saqueos del fin de semana. afp

Caracas, Venezuela

La falta de alimentos y la grave crisis económica en Venezuela desencadenó en varios saqueos e intentos de robo durante el fin de semana en las principales ciudades de ese país, con los peores incidentes en el estado de Bolívar, donde hubo dos muertos y varios detenidos.

Afectado por una inflación de cuatro dígitos, el país caribeño ha registrado en las últimas semanas protestas por la escasez de comida y medicinas, la acumulación de basura, la falta de agua y gasolina.

“Los saqueos fueron prácticamente en todo el pueblo”, explicó Carlos Rodríguez, dirigente político de Bolívar. “El pueblo anda como loco, el hambre los está matando”, agregó.

Para frenar los saqueos, el Gobierno ordenó a los supermercados aplicar una rebaja en los precios de los productos de primera necesidad, lo que causó extensas filas de compradores.

Algunos de los alimentos a los que los comerciantes fueron obligados a bajar los precios fueron la mantequilla, el jabón de lavar ropa y de baño, los huevos, el queso fundido, algunas bebidas alcohólicas y los paquetes de pasta importados.

Ayer, los supermercados limitaron el ingreso de compradores a sus instalaciones en Caracas, bajo supervisión estricta de los militares, para evitar las aglomeraciones que se vivieron el sábado. Los soldados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) solo permitían el paso por turnos de 10 personas.

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, manifestó que la crisis económica se agudizará en los próximos días debido a la orden del Gobierno de bajar los precios y alertó a la comunidad internacional sobre ello.

Refugiados. En un comunicado, la Comisión de Política Exterior alertó a la Organización de Estados Americanos (OEA), Organización de Naciones Unidas (ONU) y especialmente a Brasil y Colombia, fronterizos con Venezuela, para “que estén atentos a dar ayuda humanitaria”.

Asimismo, les pide el apoyo para “eventuales oleadas de desplazados y refugiados por la crisis”.