Más noticias

Mnangagwa, listo para tomar las riendas de un Zimbabue en ruinas

El exdictador Robert Mugabe deja una economía destruida por sus devastadoras reformas.

 Emmerson Mnangagwa es considerado un héroe por los zimbabuenses.
Emmerson Mnangagwa es considerado un héroe por los zimbabuenses.

Harare.

Emmerson Mnangagwa se dispone a asumir el poder en Zimbabue en reemplazo de Robert Mugabe y promete ponerse a trabajar de inmediato en la reconstrucción del país, que sale exangüe de los 37 años de reinado de su predecesor.

Mnangagwa será investido oficialmente hoy presidente de Zimbabue, solo cuatro días después de la histórica renuncia del más anciano dirigente del mundo, de 93 años, que cedió su lugar por presiones del ejército, la calle y su propio partido.

La ceremonia se anuncia grandiosa, el partido Zanu-PF convocó a los “zimbabuenses de todos los sectores” al Estadio Nacional Deportivo, que tiene capacidad para 60,000 personas. “Vengan y sean testigos de la historia en marcha, nuestros primeros pasos en una nueva era y un país mejor conducido por nuestro adorado camarada Mnangagwa”, proclamaron los organizadores.

De 75 años, este leal al régimen con sueños de poder frustrados durante mucho tiempo, logró finalmente su objetivo. Pero a quien los Zimbabuenses apodan “El cocodrilo” no la tiene tan fácil.

“Hereda una economía en ruinas, un partido dividido y una población con muchas expectativas”, subrayó ayer en su editorial el diario opositor NewsDay.