Más noticias

Correa regresa a Ecuador y no descarta postularse a las elecciones de 2021

El político ecuatoriano llega para la convención de su partido y para expulsar del mismo al presidente Lenín Moreno.

El expresidente Rafael Correa estará este fin de semana en Ecuador.
El expresidente Rafael Correa estará este fin de semana en Ecuador.

Bruselas, Bélgica.

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa afirmó ayer que con su regreso a Ecuador este fin de semana busca una “depuración” del movimiento oficialista Alianza País (AP) ante la “traición” del actual mandatario, Lenín Moreno, sin descartar volver a la política, según dijo en una entrevista con Efe.

“Frente a esta traición es necesario cambiar y de hecho expulsarlo del movimiento y ratificar a Ricardo Patiño en la presidencia. Para eso hemos organizado la séptima convención de Alianza País (AP), y para darle impulso mis compañeros me pidieron regresar”, indicó Correa.

“Vamos a expulsar a la gente que ha traicionado el programa de gobierno de Alianza País”, dijo Correa en Bruselas, precisando que el “primero” en ser expulsado debe ser Moreno, “el mayor traidor” que “está gobernando con la derecha, con los banqueros”.

Correa, de 54 años, viajó a Bélgica tras abandonar la presidencia (2007-2017) y, aunque señala el “dilema muy grande” de dejar a su familia en el país europeo, dice que se sentiría como un “traidor” si no está con sus “compañeros de lucha en esta batalla tan importante”.

“Lo mejor es una depuración de Alianza País, una catarsis, que estemos menos pero que seamos más”, insistió.

Viaje

Correa tiene previsto llegar a Ecuador en la medianoche de hoy al sábado y permanecer en el país diez días, una estancia en la que visitará Guayaquil, Quito y Esmeraldas, donde confirmó que tendrá lugar el 3 de diciembre la convención nacional de AP.

Para Correa, este regreso a su país “tal vez es un retorno que no quería hacer a la política. Porque yo quería retirarme unos años, tener paz, privacidad, seguridad con mi familia”.

En cambio, consideró que su sucesor ha incurrido en una “traición peor que si hubiese ganado la oposición”, algo que le ha “obligado a regresar al país”.

Llamentó que el actual presidente haya tratado de “apropiarse de la vicepresidencia metiendo preso al vicepresidente”, Jorge Glas, inculpado por el caso de corrupción Odebrecht y a quien consideró un “preso político” por considerar que no hay pruebas en su contra.

También acusó a Moreno de dar un “golpe de Estado” con la organización de una consulta popular para eliminar la reelección indefinida que Correa impulsó, y que a su juicio sólo muestra “debilidad” del Gobierno al tratar de inhabilitarle, y de “apoderarse de AP comprando gente, presionando, engañando”.