Más noticias

Nuevo temblor sacude México en la noche del sábado

El nuevo movimiento se sintió en varios estados.

MEX03. JUCHITÁN (MÉXICO), 09/09/2017.- Rescatistas, soldados del Ejército y de la Marina continúan con los trabajos de búsqueda de personas entre los escombros hoy, sábado 9 de septiembre de 2017, en el municipio de Juchitán, Oaxaca (México), uno de los lugares más afectados por el terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter, el de mayor magnitud sufrido por este país desde 1932, que ha dejado al menos 61 muertos, más de 250 heridos entre los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco. EFE/Jorge Núñez
MEX03. JUCHITÁN (MÉXICO), 09/09/2017.- Rescatistas, soldados del Ejército y de la Marina continúan con los trabajos de búsqueda de personas entre los escombros hoy, sábado 9 de septiembre de 2017, en el municipio de Juchitán, Oaxaca (México), uno de los lugares más afectados por el terremoto de magnitud 8,2 en la escala de Richter, el de mayor magnitud sufrido por este país desde 1932, que ha dejado al menos 61 muertos, más de 250 heridos entre los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco. EFE/Jorge Núñez /

Ciudad de México

Un nuevo sismo sacudió parte de México en la noche del sábado, generando el pánico entre la población que aún no se recupera del sismo del jueves por la noche de 8.2 grados en la escala de Richter y que afectó el sur del país.

El nuevo sismo, de 2.6 grados, se produce en momentos en que el balance de muertos por el poderoso sismo de 8.2, el más intenso registrado en el país en un siglo, aumentó el sábado a 65, mientras los afectados se preparaban para otra noche de sobresaltos por las constantes réplicas.

Paralelamente en Veracruz (este), sobre la costa del Golfo de México, se reportaron dos fallecidos por Katia, que entró la noche del viernes como huracán 1 en una escala de 5 y se disipó en el centro del país sin causar mayores afectaciones.

"Lamentablemente 65 personas fallecieron por el sismo. En su memoria y en solidaridad con sus familias, decreté 3 días de duelo nacional", escribió el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter.

A lo largo del sábado se confirmaron tres decesos en el estado de Chiapas, en cuya costa ocurrió el sismo la medianoche del jueves, y uno más en el vecino Oaxaca.

De ese modo, Oaxaca registra 46 víctimas mortales, Chiapas 15 y Tabasco cuatro.

- A enfrentar la noche -
En Juchitán, localidad más golpeada por el sismo y donde se reportan 37 de los muertos, numerosos pobladores se preparaban para vivir otra inquietante noche con varios sectores sumidos en la oscuridad.

Las casi 48 horas que han pasado desde el sismo han transcurrido entre sobresaltos para las localidades cercanas al epicentro, debido a las más de 700 réplicas, la mayor de 6,1 grados según el Servicio Sismológico mexicano.

En un recorrido al caer la noche, la AFP constató que varias personas sacaban sillas a la calle para no ser sorprendidos, como ya les pasó la víspera, por los repentinos estremecimientos de la tierra.

Elsa Aquina, de 69 años, sin varios dientes y parcialmente ciega, caminaba con dificultad hasta el pórtico de su casa para instalar en una silla de plástico junto a su esposo. Pasará la noche bajo un árbol por temor a que su humilde vivienda de ladrillos y concreto se desmorone aún más.

"Como ahora no hace mucho frío, sólo nos estamos ahí con una sábana. No queda de otra", contó a la AFP al señalar que no va a un albergue porque en su casa tiene su "ropita" y sus "cositas".

El sitio donde se erigía el palacio municipal, reducido a escombros, seguía siendo por la noche el centro de atención de esta comunidad de 100.000 habitantes, la mayoría de la etnia zapoteca.

Cientos de pobladores, detrás de un cordón de seguridad custodiado por militares y policías, observaban curiosos cómo poderosas máquinas removían el amasijo de ladrillos y varillas.

De ahí sacaron horas antes a la víctima 37: un policía local que estaba en turno de vigilancia.

- Miles de casas dañadas -
Chiapas y Oaxaca, los más afectados por el sismo, se mantenían alertas ante la eventualidad de que las réplicas terminen por reducir a escombros casas que resultaron seriamente afectadas.

En Oaxaca se estima que una de cada tres viviendas en unos 40 municipios sufrieron daños mayores en su estructura. Chiapas suman unas 10.000.

"Ya fueron desalojadas esas viviendas", explicó a la prensa Manuel Velasco, gobernador de Chiapas.

Los víveres, medicamentos, camas y tiendas de campaña empezaban a llegar a bordo de unidades militares a las comunidades afectadas, muchas de difícil acceso por tierra pues desde el centro del país es obligado atravesar una cadena montañosa.

El sismo ocurrió a las 23H49 locales del jueves (04H49 GMT del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), en el Pacífico, a unos 100 kilómetros de la costa.

Ciudad de México, devastada el 19 de septiembre de 1985 por un sismo de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos, se estremeció por el terremoto, pero salió ilesa.

Autoridades y expertos aclararon que la distancia hacia epicentro explica porque el terremoto fue inocuo para la capital: el de 1985 estaba a menos de 400 km, el del jueves a 700 km

Al violento temblor se sumó en el este de México el impacto del huracán Katia, que dejó al menos dos muertos por deslizamiento de tierra en Xalapa, capital del estado Veracruz.

Al menos dos ríos se desbordaron, pero la tormenta no causó mayores afectaciones.