Más noticias

Michel Temer se salva de ser destituido de la Presidencia

Ahora debe enfrentar la investigación abierta por la Corte Suprema por supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

El presidente de Brasil, Michel Temer, recibió un poco de oxígeno para su gestión. Aunque se enfrenta a otros procesos por supuestos delitos de  corrupción. Fotos: AFP
El presidente de Brasil, Michel Temer, recibió un poco de oxígeno para su gestión. Aunque se enfrenta a otros procesos por supuestos delitos de corrupción. Fotos: AFP /

Brasilia.

El presidente brasileño, Michel Temer, logró salvar ayer su mandato en la justicia electoral y lanzó un contraataque contra la Corte Suprema que lo investiga por corrupción, al negarse a responder a un interrogatorio policial. “No se sustituye a un presidente de la República en cualquier momento... La anulación de un mandato debe ocurrir en situaciones relevantes” e “inequívocas”, dijo el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Gilmar Mendes, al pronunciar su voto de desempate 4-3 contrario a la anulación del mandato.

cr-brasil1-100617(600x300)
Erman Benjamin (votó a favor de la salida)
“Voto por la anulación de la fórmula presidencial elegida en 2014, por los abusos que fueron investigados”, dijo.

Mendes tomó esa decisión apelando a la “responsabilidad” que debía tener el tribunal, pese a “graves hechos comprobados”, por el impacto que podría provocar para el gigante sudamericano perder a un presidente por segunda vez en poco más de un año.

El TSE no sirve “para resolver una crisis política”, remarcó el juez después de cuatro jornadas maratonianas en las que la corte examinó si las elecciones de 2014, en las que fue reelecta la fórmula Dilma Rousseff (izquierda)-Michel Temer (centroderecha), debían ser invalidadas por abusos de poder y financiación ilegal de la campaña, dentro del megafraude a Petrobras.

cr-brasil3-100617(600x300)
Rosa Weber (votó a favor de la salida)
Al votar se dijo convencida que en la campaña 2014 hubo abuso de poder económico y político. Con su voto el marcador quedaba 3-3.

El relator del caso, Herman Benjamin, votó por la anulación de los comicios pero no consiguió convencer a la mayoría de sus pares de incluir en la causa las confesiones de exjecutivos de Odebrecht, que no figuraban en las acciones judiciales iniciales de fines de 2014.

Benjamin se había apoyado en buena medida en las investigaciones de la trama corrupta en Petrobras, que llevaron a prisión a decenas de empresarios y políticos y desvelaron financiación ilegal, pagos hechos a empresas inexistentes y “compra” de apoyos de partidos políticos, entre muchas otras irregularidades en esa campaña.

cr-brasil2-100617(600x300)
Luiz Fux (votó a favor de la salida)
La sociedad brasileña “vive una pesadilla por el descrédito de sus instituciones y la falta de pudor de los operadores políticos”.

Uno de los puntos fundamentales de esa investigación fue el rol en esa trama del grupo Odebrecht, que confesó haber donado para esa campaña 150 millones de reales (45 millones de dólares) obtenidos con contratos amañados con la petrolera estatal y que en realidad disimulaban los sobornos pagados por eso.

Sin embargo, los abogados de Temer y Rousseff pidieron la nulidad de esas pruebas, pues fueron introducidas durante el proceso y no constaban en la acusación inicial, por lo cual afirmaron que su utilización “violaría” el derecho a la amplia defensa.

cr-brasil4-100617(600x300)
Napoleão Nunes (lo salvó)
Afirmó no probada la imputación a los acusados: “Voto por la improcedencia total de los pedidos en las acciones”.

Esta victoria, vaticinada por analistas, da un respiro a Temer, que asumió el poder hace poco más de un año en sustitución de la depuesta Rousseff. Varios analistas apuntaron que los dos jueces del TSE recientemente nombrados por Temer votaron contra la anulación del mandato.

Con esta decisión, Temer elimina uno de los frentes judiciales que tiene abiertos y pasa a enfrentar otro no menos complicado en la Corte Suprema, que abrió una investigación en su contra por los supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Desafía a la justicia

Poco antes de que se conociese el resultado, Temer, de 76 años, desafió a la Corte Suprema al negarse a responder a un interrogatorio policial escrito enviado por la policía por denuncias de corrupción investigadas en el Supremo Tribunal Federal (STF), cuyo plazo vencía la tarde de ayer.

cr-brasil5-100617(600x300)
Admar Gonzaga (lo salvó)
Sostuvo que “no hay ningún indicio de que haya habido participación de corrupción en Petrobras en las cuentas de campaña”.

El cuestionario contenía 82 preguntas.

Temer “es blanco de una serie de abusos y agresiones a sus derechos individuales y a su condición de mandatario de la nación”, argumentó su defensa en un documento entregado al STF al pedir el archivo de la investigación por corrupción, organización criminal y obstrucción a la justicia en su contra.

Esa investigación es uno de los fantasmas que Temer tiene por delante. Sus dolores de cabeza se iniciaron hace tres semanas, cuando salió a luz una grabación hecha por el dueño del gigante cárnico JBS, Joesley Batista, donde el mandatario parece dar aval al pago de un soborno. Esta grabación es sólo una de las pruebas entregadas a la fiscalía dentro del acuerdo de declaraciones premiadas de ejecutivos de JBS.

cr-brasil6-100617(600x300)
Tarcísio Vieira (lo salvó)
“No hubo lesión a las elecciones”, dijo este juez quien, junto con Gonzaga, fue designado al Tribunal por el presidente Temer en abril pasado.

Temer “fue el actor secundario de una comedia bufa, escenificada por un empresario y criminal confeso y ahora está siendo objeto de una inquisición invasiva, arrogante y sin respeto a un mínimo de civismo”, afirma el escrito divulgado por sus abogados.

Y el fiscal general, Rodrigo Janot, podría presentar formalmente cargos contra Temer en cualquier momento, lo que podría apartarlo de sus funciones si esa denuncia fuera aprobada por dos tercios de la Cámara de Diputados y validada por el STF.

Esa posibilidad es peligrosa ante la erosión de la base aliada de Temer en el Congreso, aunque decenas de legisladores so investigados por la Operación Lava Jato sobre los sobornos en Petrobras.

cr-brasil7-100617(600x300)
Gilmar Mendes (lo salvó)
“Es un mandato otorgado por el pueblo, el tribunal no es instrumento para solucionar la crisis política”, dijo el amigo de Temer. Era el 4-3.

Alegre

Por la noche, Temer afirmó que prevaleció la Justicia “de forma plena y absoluta” tras conocer la decisión de la corte electoral, que le absolvió, junto a Rousseff.

“Hubo un amplio debate y prevaleció la Justicia de forma plena y absoluta. El Judiciario se manifestó de modo independiente. Cada uno de nosotros acatará con sobriedad, humildad y respeto la decisión del TSE”, dijo el portavoz de la Presidencia, Alexandre Parola, en un pronunciamiento en el Palacio de Planalto, sede del Gobierno.

Temer señaló además que la decisión del TSE es una señal de que las instituciones “continúan garantizando el buen funcionamiento de la democracia brasileña”.

“Como jefe del Ejecutivo, el presidente de la República seguirá, junto con el Congreso Nacional, honrando su compromiso de trabajar para que Brasil vuelva al camino del desarrollo y el crecimiento con más oportunidades para todos”, añadió.