Más noticias

Cuba, el hospital de los presidentes socialistas

Desde Hugo Chávez hasta Evo Morales, los mandatarios de izquierda prefieren. La Habana antes que Washington para recibir atención médica

Con una tasa de mortalidad infantil de 4.2 por mil, Cuba presenta el mejor indicador del continente y del Tercer Mundo.
Con una tasa de mortalidad infantil de 4.2 por mil, Cuba presenta el mejor indicador del continente y del Tercer Mundo.

La Habana, Cuba

“No podía entender cómo en mi vida podía tener un dolor que en algún momento fue insoportable. Dos o tres noches no podía dormir, nunca me había pasado eso”, contó el presidente boliviano Evo Morales al revelar que se someterá a una cirugía para que le extirpen un nódulo benigno en la laringe.

Morales fue diagnosticado con “un pequeño nódulo en las cuerdas vocales” en un hospital de La Habana, Cuba, a donde recurrió en busca de atención médica, casi de emergencia, debido al insoportable dolor que tenía en su garganta. Así, Morales se suma a otras mandatarios que también han buscado en Cuba la cura a sus males, entre estos el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez y el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén.

La pregunta es, ¿por qué Cuba? Según el organismo de las Naciones Unidas, el sistema de salud de la Isla, reconocido internacionalmente por su excelencia y eficiencia, es un ejemplo a seguir por el mundo entero.

Y es que a pesar de los escasos recursos y el dramático impacto causado por el embargo impuesto por Estados Unidos desde hace más de medio siglo, Cuba ha logrado universalizar el acceso a la salud a todas las categorías de la población, brindando atención médica gratuita para todos los ciudadanos.

jf cuba (1)(800x600)

La directora general de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, elogió el sistema de salud cubano y se declaró impresionada por los logros en este campo. “Cuba es el único país que he visto que tiene un sistema de salud estrechamente relacionado con la investigación y el desarrollo en ciclo cerrado. Es esta la dirección correcta, porque la salud humana no puede mejorar si no es con la innovación”, declaró en su última visita a la Isla en 2014.

Chan también resaltó el papel de Cuba en el mundo en la lucha contra el Ébola. Según las cifras más recientes del Ministerio de Salud, publicadas por Granma el pasado 2 de febrero, 50.000 profesionales de la salud prestan sus servicios en 60 países de todo el mundo.

Los avances en medicina alcanzados por La Habana han sido exportados incluso a Estados Unidos, donde en enero de este año el instituto neoyorquino del cáncer Roswell Park empezó un estudio clínico para probar una vacuna contra el cáncer de pulmón desarrollada en Cuba; y hace poco investigadores cubanos empezaron a hacer pruebas de una vacuna terapéutica para controlar el VIH

Del mismo modo, Cuba forma a jóvenes médicos del mundo entero en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). Desde su creación en 1998, la ELAM ha graduado a más de 20.000 médicos de más de 123 países.

Actualmente, 11.000 jóvenes procedentes de más de 120 naciones cursan la carrera de medicina en la institución cubana. Según Ban Ki Moon, secretario general de las Naciones Unidas, la ELAM es “la escuela médica más avanzada del mundo”. También elogió a los médicos cubanos que trabajan en todo el mundo, y particularmente en Haití: “Siempre llegan primero y son los últimos en irse, y permanecen después de las crisis. Cuba puede mostrar a todo el mundo su sistema de salud, un modelo para muchos países”.[13]

Al citar el ejemplo de Cuba, la Organización Mundial de la Salud enfatiza que es posible para un país del Tercer Mundo con recursos limitados elaborar un sistema de salud eficiente y ofrecer a todas las poblaciones una protección social, si existe la voluntad política de ubicar al ser humano en el centro del proyecto de sociedad.

Secretividad

Otra de las razones que pudo haber llevado a Morales a tratarse en Cuba puede ser el hermetismo con el que se manejan los casos de este tipo de personalidades ya que la información sobre estos es casi un secreto de Estado, recopila la cadena CNN.

Así pasó con los informes de salud Hugo Chávez, quien recibió el tratamiento contra su cáncer en La Habana, y con los del fallecido líder cubano Fidel Castro, de cuyo estado de salud nunca hubo información detallada.
Fuentes CNN y OMS