Más noticias

EUA usará base militar en California para albergar menores

Según datos oficiales, la mayoría de los menores proviene principalmente de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Foto tomada de www.breitbart.com
Foto tomada de www.breitbart.com
California, Estados Unidos La base naval de Port Hueneme, al noroeste de Los Ángeles, comenzará desde hoy a albergar a más de 500 inmigrantes menores de edad que han cruzado la frontera sin la compañía de un adulto. Vea: Niños migrantes de Honduras hacinados en centros de EUA Según anunciaron hoy las autoridades de la base, los menores serán alojados entre 3 y 4 meses, mientras se localiza a sus padres o a familiares en los Estados Unidos que se hagan responsables de su cuidado. El Gobierno del presidente Barack Obama ha reconocido que se enfrenta a una grave crisis por la continua llegada de menores de edad, principalmente centroamericanos, que están entrando ilegalmente en el país por la frontera con México. Según datos oficiales, la mayoría de los menores proviene de Centroamérica -principalmente de Guatemala, Honduras y Nicaragua-, y el número de menores inmigrantes que ha atravesado la frontera "es mucho mayor" del que se había calculado. Las cifras oficiales indican que en los pasados ocho meses al menos 47.000 menores fueron capturados por las autoridades a lo largo de la frontera sur, con lo que se estima que en 2014 la cifra de menores detenidos puede llegar a los 60.000, un incremento 10 veces mayor en comparación con 2011. Según marca la ley, cuando la Patrulla de Fronteras detiene a un menor de edad dispone de 72 horas para procesarlo y entregarlo al Departamento de Salud y Servicios Humanos (DDHS, por su sigla en inglés), entidad responsable de su cuidado hasta que los procesos de inmigración sean completados. "La principal responsabilidad como oficial al comando de la Base Naval del Condado de Ventura es la seguridad de nuestros marinos y sus familias", anunció en un comunicado el capitán Larry Vásquez, comandante de la base donde desde hoy comenzarán a ser alojados cerca de 570 menores, iniciativa sin precedentes en la base naval. "Estamos tomando precauciones para maximizar la seguridad de nuestras familias navales y de los niños sin acompañantes", explicó el Comandante al anunciar que se espera brindar alojamiento a los menores entre 90 y 120 días en el Edificio 267 de la Base, alrededor del cual se ha erigido una cerca para mantener el área aislada del resto de las instalaciones. La gran mayoría de los menores están entrando través del Valle del Río Grande en el sur de Texas, lo que llevó a que desde mediados de mayo otra instalación militar, la Base Aérea Lackland en San Antonio, con capacidad para albergar 1.200 personas, comenzara a alojar menores indocumentados. Durante su estadía, además del alojamiento y la alimentación, los menores reciben clases de inglés, practican deportes y participan en programas dirigidos mientras las autoridades de inmigración contactan con sus familiares. Según datos del Departamento de Seguridad Nacional en 2013, el 88 % de los niños se reunió con un familiar que se encargó de ellos luego de permanecer un promedio de 40 días bajo la responsabilidad de las autoridades. El capitán Vázquez aseguró que el impacto del alojamiento de los menores en la Base de Ventura "en la misión de la Armada Naval es mínima y manejable", en el tiempo estimado de cerca de cuatro meses. Los costos del alojamiento y demás actividades de los menores incluyendo limpieza y mantenimiento de las instalaciones así como equipos y reparaciones necesarias, entre otras, corren a cargo del DDHS. Todos aquellos menores que han entrado ilegalmente, aunque se les permita permanecer en el país, también inician un proceso legal que decidirá su permanencia o su deportación. Según datos del Departamento de Seguridad Nacional, en el año fiscal 2013 en la frontera suroeste las autoridades arrestaron cerca de 25.000 menores de edad que trataban de entrar al país sin un acompañante adulto, mientras en el año fiscal 2014 el número sobrepasó los 47.000, mostrando un aumento del 92 %. "Se nos ha encomendado una misión y la ejecutaremos en lo mejor de nuestras habilidades", concluyó el capitán Vázquez. EFE

California, Estados Unidos

La base naval de Port Hueneme, al noroeste de Los Ángeles, comenzará desde hoy a albergar a más de 500 inmigrantes menores de edad que han cruzado la frontera sin la compañía de un adulto.

Vea: Niños migrantes de Honduras hacinados en centros de EUA

Según anunciaron hoy las autoridades de la base, los menores serán alojados entre 3 y 4 meses, mientras se localiza a sus padres o a familiares en los Estados Unidos que se hagan responsables de su cuidado.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha reconocido que se enfrenta a una grave crisis por la continua llegada de menores de edad, principalmente centroamericanos, que están entrando ilegalmente en el país por la frontera con México.

Según datos oficiales, la mayoría de los menores proviene de Centroamérica -principalmente de Guatemala, Honduras y Nicaragua-, y el número de menores inmigrantes que ha atravesado la frontera "es mucho mayor" del que se había calculado.

Las cifras oficiales indican que en los pasados ocho meses al menos 47.000 menores fueron capturados por las autoridades a lo largo de la frontera sur, con lo que se estima que en 2014 la cifra de menores detenidos puede llegar a los 60.000, un incremento 10 veces mayor en comparación con 2011.

Según marca la ley, cuando la Patrulla de Fronteras detiene a un menor de edad dispone de 72 horas para procesarlo y entregarlo al Departamento de Salud y Servicios Humanos (DDHS, por su sigla en inglés), entidad responsable de su cuidado hasta que los procesos de inmigración sean completados.

"La principal responsabilidad como oficial al comando de la Base Naval del Condado de Ventura es la seguridad de nuestros marinos y sus familias", anunció en un comunicado el capitán Larry Vásquez, comandante de la base donde desde hoy comenzarán a ser alojados cerca de 570 menores, iniciativa sin precedentes en la base naval.

"Estamos tomando precauciones para maximizar la seguridad de nuestras familias navales y de los niños sin acompañantes", explicó el Comandante al anunciar que se espera brindar alojamiento a los menores entre 90 y 120 días en el Edificio 267 de la Base, alrededor del cual se ha erigido una cerca para mantener el área aislada del resto de las instalaciones.

La gran mayoría de los menores están entrando través del Valle del Río Grande en el sur de Texas, lo que llevó a que desde mediados de mayo otra instalación militar, la Base Aérea Lackland en San Antonio, con capacidad para albergar 1.200 personas, comenzara a alojar menores indocumentados.

Durante su estadía, además del alojamiento y la alimentación, los menores reciben clases de inglés, practican deportes y participan en programas dirigidos mientras las autoridades de inmigración contactan con sus familiares.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional en 2013, el 88 % de los niños se reunió con un familiar que se encargó de ellos luego de permanecer un promedio de 40 días bajo la responsabilidad de las autoridades.

El capitán Vázquez aseguró que el impacto del alojamiento de los menores en la Base de Ventura "en la misión de la Armada Naval es mínima y manejable", en el tiempo estimado de cerca de cuatro meses.

Los costos del alojamiento y demás actividades de los menores incluyendo limpieza y mantenimiento de las instalaciones así como equipos y reparaciones necesarias, entre otras, corren a cargo del DDHS.

Todos aquellos menores que han entrado ilegalmente, aunque se les permita permanecer en el país, también inician un proceso legal que decidirá su permanencia o su deportación.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional, en el año fiscal 2013 en la frontera suroeste las autoridades arrestaron cerca de 25.000 menores de edad que trataban de entrar al país sin un acompañante adulto, mientras en el año fiscal 2014 el número sobrepasó los 47.000, mostrando un aumento del 92 %.

"Se nos ha encomendado una misión y la ejecutaremos en lo mejor de nuestras habilidades", concluyó el capitán Vázquez. EFE

niños hondureños en EUA,niños migrantes en EUA, llegada de menores de edad a EUA,base naval de Port Hueneme,albergar menores en EUA,albergar menores hondureño en EUA,laprensa.hn,menores indocumentados,