Más noticias

Niños migrantes de Honduras hacinados en centros de EUA

Los menores son custodiados por la Patrulla Fronteriza una vez que cruzan a territorio estadounidense.

El 90 % de los menores recluidos en las celdas de Texas son originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala.
El 90 % de los menores recluidos en las celdas de Texas son originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Texas, Estados Unidos

Al menos 1,200 menores de origen hondureño fueron captados en varias imágenes filtradas en las últimas horas de las celdas donde son recluidos los inmigrantes en Estados Unidos.

El diario estadounidense Breitbart de Texas publicó las fotografías en un reportaje de su sitio electrónico, donde el hacinamiento en el que permanecen los menores en los espacios habilitados por el gobierno de Estados Unidos, es apenas una de las dificultades que deben sortear.

Los niños son custodiados por la Patrulla Fronteriza una vez que cruzan a territorio estadounidense. Las autoridades tratan de contactar a sus familiares para entregarlos; sin embargo, muchos son retornados a sus países de origen, entre ellos Honduras.

Se estima que de los más de cuatro mil menores que se encuentran albergados en Estados Unidos, el 90% proceden de Honduras, Guatemala y El Salvador.

La ola de niños inmigrantes que viajan solos hacia Estados Unidos, mantiene preocupadas a las autoridades norteamericanas, al punto que el mismo presidente Barack Obama ordenó la apertura de dos albergues más en Texas.

El rotativo Breitbart de Texas obtuvo fotografías del interior de las celdas, que reflejan las condiciones en las que son custodiados los niños inmigrantes.

"Miles de inmigrantes ilegales han invadido la seguridad fronteriza de Estados Unidos y sus centros de procesamiento en Texas a lo largo de la frontera con México. Los menores no acompañados, incluyendo menores de 12, están haciendo el peligroso viaje desde América Central y México, a través de los territorios controlados por los cárteles", señala el diario.

Además, destaca que ante las condiciones económicas y la inseguridad que prevalece en Centroamérica, las autoridades estadounidenses debieron prever el incremento de de la ola migratoria.

"Ahora los resultados de esta mala gestión son miles de personas que viven en condiciones inhumanas durante un período indeterminado de tiempo, así como agentes de la Patrulla Fronteriza y los centros de detención, agotados y abrumados", apunta el Breitbart.

El gobierno de Barack Obama sostiene que la principal causa de la afluencia de niños se ha visto incrementada por la delincuencia y las economías en crisis en Centroamérica, no los cambios de política en los Estados Unidos.

Desde el 1 de octubre del año pasado, un récord de 47,017 niños no acompañados han sido aprehendidos en la frontera suroeste de Estados Unidos, la mayoría procedente de Centroamérica.

Se estima que más de 90% de los menores albergados por el gobierno de Estados Unidos son de Honduras, Guatemala y El Salvador.