Más noticias

Kritza Pérez: “Me sentía fea e insignificante”

La diputada hondureña, Kritza Pérez.
La diputada hondureña, Kritza Pérez.
Tegucigalpa, Honduras. Los trajes de baño que Kritza Pérez utilizaba en las pasarelas quedaron guardados en la maleta que cerró hace seis años. La exreina de belleza y ahora diputada abrió su pasado y compartió un poco de su presente y planes. Afirma que jamás recibió dinero a cambio de sexo y que ahora su aspiración política es cumplir su trabajo en el Congreso Nacional. 1¿Su diputación fue porque convenció con propuestas, fue arrastrada por la popularidad de Salvador Nasralla, suerte o cara bonita? El triunfo de los 13 diputados que conformamos la bancada del PAC lo atribuimos a la confianza que ha tenido el pueblo en esta nueva generación. Sí nos ayudó la popularidad de Salvador Nasralla, pero el trabajo que hicimos fue fuerte. Fue una combinación de todo. 2 ¿Qué sintió cuando se iba a anunciar si Erika Ramírez o usted iba a ser la nueva Miss Honduras Universo 2002? Nerviosismo. Tenía 16 años y me preguntaba por qué me metía a ese mundo. Era una chica tímida, concentrada en mis estudios, lejos de lo que tenía que ver con vanidad. De hecho, me consideraba fea e insignificante. El concurso me ayudó a desarrollar mi confianza y mi autoestima. 3 ¿Por qué cree que perdió? La verdad no sé, fue un concurso controversial. Gané la mayoría de los premios y miembros del jurado me dijeron que había ganado el concurso, pero no sabían que pasó. La justificación, con la cual me conformé, fue que ella estaba más en el estereotipo de reina de belleza y yo no. Yo era más baja, más llenita. 4¿Se arrepiente de haber sido reina de belleza? No me arrepiento. Fue una aventura muy bonita, un trampolín. Salí del país como reina de belleza cuando era una muchacha de pueblo que no estaba acostumbrada ni a venir a Tegucigalpa. Gracias a esa etapa aprendí que la belleza no lo es todo, que se necesita estudiar y enfrentarse a un mundo de dificultades. Una cara bonita y cuerpo bonito son un accesorio más. 5¿Le ofrecieron dinero a cambio de sexo? Nunca. De repente sí invitaciones a cenas que probablemente la finalidad era esa, pero creo que han entendido que no soy ese tipo de mujer. Quizá en años anteriores pude haberlo tenido todo si hubiera utilizado la belleza. He decido trabajar, ganarme lo mío y enfrentarme a la vida con mis dos hijos. Me siento feliz porque nadie puede decir “estuve con ella a cambio de ese carro que tiene”. 6¿Son explotadas en los concursos de belleza? Explotadas no, sacrificadas sí. Hay un momento que se debe elegir entre estudio o una carrera por belleza. Si quiere representar al país o prepararse intelectualmente para poder servir. 7 ¿Qué recuerda de su paso por X-0? Esa fue otra gran aventura. Cuando acepté llegué completamente temerosa. Fui víctima de bromas de las modelos antiguas, tuve que sacar el carácter espartano y empecé a imponer mi presencia. No puedo decir que me dejaron un mal sabor de boca los siete años en X-0. Hay muchas cosas en mi vida profesional que agradezco a Salvador Nasralla. 8 ¿Cuánto de su éxito le debe a Nasralla? Por el apoyo que me dio le debo el 50%. El otro 50% ha sido parte de mi esfuerzo, de mis ganas de salir adelante, de aprender, de prosperar. 9 ¿Ha sido señalada por ser reina de belleza? En aquel momento que era universitaria y la gente me pedía autógrafos o fotografías no me molestaba lo que pasaba. Ahora me molesta que de una manera despectiva digan “conversamos con la modelo tal”. No soy modelo, soy licenciada en Mercadeo, soy una profesional universitaria, soy diputada, una mujer que se ha superado. No vengo a modelar al Congreso. 10¿Cuánto fue lo máximo que ganó como modelo? No me da pena decir que comencé en X-0 ganando 800 lempiras por cada grabación, pero lo más que llegué a ganar por un trabajo fue 25 mil lempiras. 11¿Es cierto que se hizo una cirugía de reducción de busto? Sí. Antes de tener a mis dos hijos mi busto era muy grande, tuve a mis hijos y mi busto siguió grande. No me gustaba y siempre me acomplejó. Fue algo estético, no fue por salud, por sentirme bien conmigo. 12 ¿Se haría otra operación? Sí. Cuando una mujer no se siente bien como está no me parece malo que decida operarse para sentirse mejor. 13 ¿Cuál es su situación sentimental? Me separé hace tres años. Ahora estoy conociéndome de nuevo, demostrándome de qué estoy hecha y qué es lo que quiero. Estoy tranquila, en paz, tomándome mi tiempo, esperando el tiempo de Dios para que decida cuándo va a poner en mi camino a ese complemento. 14¿Cree que siendo una mujer bonita, inteligente, profesional y ahora diputada intimida a los hombres? No, de ninguna manera. Una mujer bonita también es sensible y necesita tener amigos que se le acerquen y le pregunten cómo está, pero sin ningún interés que vaya más allá. 15¿Cuál es su aspiración política? Mi meta es poder realizar los cambios que esperan las comunidades de mi departamento. Espero poder contribuir al país y si logro una victoria como mujer, legisladora, política, nueva diputada y como joven, voy a seguir trazando más. 16 ¿Cuál es la parte de su cuerpo que más le gusta? El rostro, los ojos. 17 De cero a 10, ¿cuánto se da en cocina? Cero. La cocina y yo somos enemigas a muerte. (Risas). 18 ¿Pasiva o atrevida? Híjole, atrevida 19¿Qué es para usted el sexo sin amor? Pérdida de tiempo 20¿Ha llorado por amor? Sí, muchas veces, tanto que creo que no soy capaz de llorar ahora. Creo que me voy a esperar un tiempo para volver a llorar.

Tegucigalpa, Honduras.

Los trajes de baño que Kritza Pérez utilizaba en las pasarelas quedaron guardados en la maleta que cerró hace seis años.

La exreina de belleza y ahora diputada abrió su pasado y compartió un poco de su presente y planes. Afirma que jamás recibió dinero a cambio de sexo y que ahora su aspiración política es cumplir su trabajo en el Congreso Nacional.

1¿Su diputación fue porque convenció con propuestas, fue arrastrada por la popularidad de Salvador Nasralla, suerte o cara bonita?

El triunfo de los 13 diputados que conformamos la bancada del PAC lo atribuimos a la confianza que ha tenido el pueblo en esta nueva generación. Sí nos ayudó la popularidad de Salvador Nasralla, pero el trabajo que hicimos fue fuerte. Fue una combinación de todo.

2 ¿Qué sintió cuando se iba a anunciar si Erika Ramírez o usted iba a ser la nueva Miss Honduras Universo 2002?

Nerviosismo. Tenía 16 años y me preguntaba por qué me metía a ese mundo. Era una chica tímida, concentrada en mis estudios, lejos de lo que tenía que ver con vanidad. De hecho, me consideraba fea e insignificante. El concurso me ayudó a desarrollar mi confianza y mi autoestima.

3 ¿Por qué cree que perdió?

La verdad no sé, fue un concurso controversial. Gané la mayoría de los premios y miembros del jurado me dijeron que había ganado el concurso, pero no sabían que pasó. La justificación, con la cual me conformé, fue que ella estaba más en el estereotipo de reina de belleza y yo no. Yo era más baja, más llenita.

4¿Se arrepiente de haber sido reina de belleza?

No me arrepiento. Fue una aventura muy bonita, un trampolín. Salí del país como reina de belleza cuando era una muchacha de pueblo que no estaba acostumbrada ni a venir a Tegucigalpa. Gracias a esa etapa aprendí que la belleza no lo es todo, que se necesita estudiar y enfrentarse a un mundo de dificultades. Una cara bonita y cuerpo bonito son un accesorio más.

5¿Le ofrecieron dinero a cambio de sexo?

Nunca. De repente sí invitaciones a cenas que probablemente la finalidad era esa, pero creo que han entendido que no soy ese tipo de mujer. Quizá en años anteriores pude haberlo tenido todo si hubiera utilizado la belleza. He decido trabajar, ganarme lo mío y enfrentarme a la vida con mis dos hijos. Me siento feliz porque nadie puede decir “estuve con ella a cambio de ese carro que tiene”.

6¿Son explotadas en los concursos de belleza?

Explotadas no, sacrificadas sí. Hay un momento que se debe elegir entre estudio o una carrera por belleza. Si quiere representar al país o prepararse intelectualmente para poder servir.

7 ¿Qué recuerda de su paso por X-0?

Esa fue otra gran aventura. Cuando acepté llegué completamente temerosa. Fui víctima de bromas de las modelos antiguas, tuve que sacar el carácter espartano y empecé a imponer mi presencia. No puedo decir que me dejaron un mal sabor de boca los siete años en X-0. Hay muchas cosas en mi vida profesional que agradezco a Salvador Nasralla.

8 ¿Cuánto de su éxito le debe a Nasralla?

Por el apoyo que me dio le debo el 50%. El otro 50% ha sido parte de mi esfuerzo, de mis ganas de salir adelante, de aprender, de prosperar.

9 ¿Ha sido señalada por ser reina de belleza?

En aquel momento que era universitaria y la gente me pedía autógrafos o fotografías no me molestaba lo que pasaba. Ahora me molesta que de una manera despectiva digan “conversamos con la modelo tal”. No soy modelo, soy licenciada en Mercadeo, soy una profesional universitaria, soy diputada, una mujer que se ha superado. No vengo a modelar al Congreso.

10¿Cuánto fue lo máximo que ganó como modelo?

No me da pena decir que comencé en X-0 ganando 800 lempiras por cada grabación, pero lo más que llegué a ganar por un trabajo fue 25 mil lempiras.

11¿Es cierto que se hizo una cirugía de reducción de busto?

Sí. Antes de tener a mis dos hijos mi busto era muy grande, tuve a mis hijos y mi busto siguió grande. No me gustaba y siempre me acomplejó. Fue algo estético, no fue por salud, por sentirme bien conmigo.

12 ¿Se haría otra operación? Sí. Cuando una mujer no se siente bien como está no me parece malo que decida operarse para sentirse mejor.

13 ¿Cuál es su situación sentimental?

Me separé hace tres años. Ahora estoy conociéndome de nuevo, demostrándome de qué estoy hecha y qué es lo que quiero. Estoy tranquila, en paz, tomándome mi tiempo, esperando el tiempo de Dios para que decida cuándo va a poner en mi camino a ese complemento.

14¿Cree que siendo una mujer bonita, inteligente, profesional y ahora diputada intimida a los hombres?

No, de ninguna manera. Una mujer bonita también es sensible y necesita tener amigos que se le acerquen y le pregunten cómo está, pero sin ningún interés que vaya más allá.

15¿Cuál es su aspiración política?

Mi meta es poder realizar los cambios que esperan las comunidades de mi departamento. Espero poder contribuir al país y si logro una victoria como mujer, legisladora, política, nueva diputada y como joven, voy a seguir trazando más.

16 ¿Cuál es la parte de su cuerpo que más le gusta?

El rostro, los ojos.

17 De cero a 10, ¿cuánto se da en cocina?

Cero. La cocina y yo somos enemigas a muerte. (Risas).

18 ¿Pasiva o atrevida?

Híjole, atrevida

19¿Qué es para usted el sexo sin amor?

Pérdida de tiempo

20¿Ha llorado por amor?

Sí, muchas veces, tanto que creo que no soy capaz de llorar ahora. Creo que me voy a esperar un tiempo para volver a llorar.

UNA,SOY,QUÉ,QUE,POR,MÁS,LOS,FUE,CON,BELLEZA,